Review Samsung Galaxy Z Fold 3 : Un plegable que avanza en su propuesta

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

Mario Romero.- En su tercera entrega, la casa surcoreana demuestra el empeño que ha puesto en sacar adelante una propuesta nada fácil como es posicionar un teléfono plegable y ha llegado finalmente a Chile, su esperado Samsung Galaxy Z Fold 3, un nombre expansible tanto como su pantalla.

Lo hemos probado y compartimos nuestra experiencia, señalando que al tener en nuestras manos esta tercera generación, es sentirnos parte del proceso de madurez del proyecto, pues Samsung dejó atrás la muesca extensa cargada a la derecha de la pantalla abierta, luego optó por un agujero discreto, para ahora impresionarnos con una cámara debajo de la pantalla y con ello olvidarnos de que existe, para poder tener la mejor experiencia al momento de consumir contenido, pero también para trabajar.

En realidad, no molesta en absoluto ese pequeño recuadro, que solo verás cuando estés trabajando sobre fondos blancos, y si hemos sido capaces de asumir un teléfono con una muesca por años, pues no es determinante, como tampoco es la idea principal o el nicho de este teléfono, ya que si bien su comportamiento en cuanto a cámaras es correcto, la cámara debajo de la pantalla de solo 4MPs (por ahora), cumple bastante bien en condiciones de luz adecuadas, pero hay que advertir, que este Z Fold 3 no llega solo a mostrar ese avance.

Lo malo es que si bien bajó de precio respecto de la versión anterior, aún está lejos de ser una opción de ser considerada por los early adopters, pues sigue siendo caro y aún es para aquéllos que puedan pagar por tenerlo, que saben que no tendrán cámaras rutilantes, pero tampoco será una decepción en absoluto.

Tampoco es tema la bisagra y la “partidura” al centro o doblez, pues el proceso visual es inmersivo y no molesta para nada.

Samsung se preocupó de dotarlo con el mejor procesador hasta ahora, Snapdragon 888 más 12 en RAM, por lo que por potencia no se queda y ello, para largas jornadas de trabajo, es más que cumplidor, sobra y en eso el punto positivo es que la casa surcoreana nos demuestra que no estaba del todo equivocada en dejar en pausa el Note y apostar por este formato, pues es la única forma de que se vaya involucrando con un mayor número de usuarios.

Me cuesta catalogarlo de tablet, prefiero mantener mi idea de que es y seguirá siendo un teléfono plegable, que para un mejor goce de las apps, lo puedes extender, para ver de mejor forma videos y escuchar tu música, el sonido stereo es más que aceptable, no para armar una fiesta, pero acompaña muy bien.

En ambientes cerrados pero de buena luz la cámara principal trasera cumple a cabalidad 

Puedes jugar con el modo bokeh en condiciones de luz con buenos resultados y paciencia

Toma selfie cámara principal demuestra buen nivel en el apartado sin brillar pero sin puntos oscuros

La cámara selfie debajo de la pantalla en condiciones de luz no denota mayores problemas pero aún hay mucho por avanzar

Además su pantalla externa, permite replicar “en pequeño” lo que estás viendo o escuchando, ya sea en vertical o apaisado, por lo que la experiencia en ese apartado es completa y lo malo es tener que exigirse a un cuidado extremo pues es imposible e impracticable pensar en una carcasa, que he visto en más de algún video, pero que le quita toda la esencia al concepto.

Su pantalla principal, como siempre, no defrauda y su formato más cuadrado puede jugar en contra de la experiencia recursiva en algunas apps, pero si alcanza el presupuesto, está el SPen edición Fold que se vende por separado, pero surge más un problema que una ayuda, ya que obliga a adicionar estuches y al menos para mi gusto, así está del todo bien.

Por muy Gorilla Victus, hay que cuidarla de rayones en superficies, y puede ser un tanto grueso y levemente pesado para algún tipo de usuario con mano pequeña, pero como todo, es cosa de costumbre.

CONCLUSIONES

Samsung ha demostrado que su Galaxy Z Fold 3 es una opción muy válida, y bastará que para la generación venidera, no solo ajuste el precio, sino que el nombre (muy largo y más parece nombre de audífono de fabricante japonés) y respecto de la cámara debajo de la pantalla, más que un factor diferenciador, es al menos al ver los resultados, un buen comienzo.

 

 

 

VIDEO CON LA CÁMARA DEBAJO DE LA PANTALLA

 

Samsung Galaxy Z Fold 3
Dimensiones y peso Extendido: 158,2 x 128,1 x 6,4 mm | Plegado: 158,2 x 67,1 x 14,4 – 16 mm | 271 gr
Pantalla exterior 6,2″ Dynamic AMOLED 2X con formato 24:9 | resolución HD+ ( 2.268 x 832 píxeles) | 120 Hz | HDR10+ | 387 ppp
Pantalla interior 7,6″ Dynamic AMOLED 2X con formato 22,5:18 | resolución QXGA+ (2.208 x 1.768 px) | 120 Hz | HDR10+ | 374 ppp
Procesador Snapdragon 888 5G
Memoria RAM 12 GB
Almacenamiento 256 GB | 512 GB UFS 3.1
Batería 4.400 mAh | Carga rápida Fast Charge 25 W (sin cargador incluido) | Carga inalámbrica Qi de 10 W | Carga inalámbrica inversa de 4,5 W.
Cámaras traseras Principal de 12 Mpx f/1.8 | Ultra gran angular de 12 Mpx f/2.2 | Telefoto de 12 megapíxeles f/2.4
Cámaras frontales Exterior de 10 Mpx f/2.2 | Interior bajo la pantalla de 4 Mpx f/1.8
Conectividad 5G | eSIM | Dual SIM | WiFi 6E (802.11 ax) | NFC | Bluetooth 5.2 | GPS, Galileo, Glonass, BeiDou | Soporte S-Pen | Ultra Wide Band
Sonido Stereo | Dolby Atmos
Sistema operativo One UI 3.1 (Android 11)
, , , , , , ,