Apple revoluciona la industria con su chip M1 y pone en duda la sobrevivencia de Intel

Comparte con confianza
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

 

En 2006 en un evento convocado por el entonces CEO de Apple, Steve Jobs, la compañía dio a conocer que dejaba atrás la plataforma Power PC de IBM y abrazaba los procesadores Intel, que desde entonces y hasta al menos noviembre de 2020, fueron los únicos chips presentes en los MacBooks y iMacs de la compañía.

Para entonces, Apple daba un gran salto para cuando el CEO actual de la compañía, Tim Cook, anunciaba la llegada de los primeros Mac mini, una MacBook Air y una MacBook Pro de 13″ de la mano de su chip M1, basado en ARM y que plantea más allá de la independencia de Intel como proveedor, la búsqueda de su propio camino, que podría marcar sin dudas un antes y un después, más aún cuando hemos podido enterarnos que las mediciones de rendimiento de estos procesadores Apple Silicon, son sorprendentes, y que más allá de brillar por su alto perfomance, también permitirá a Apple ir integrando las apps para multiplataforma.

Ya no se trata de un diseño más o diseño menos, de memorias, de pantallas o teclados, sino de la esencia de la compañía y su postura en la industria, por lo que verlo solo como un simple proceso de cambio de plataforma es errado, pues estamos viviendo una verdadera revolución en lo referente a la industria de la computación, en cómo se llevará adelante la forma de trabajo en los próximos años y plantea a su vez, un verdadero desafío para los fabricantes que más allá de usar Intel, están aún pegados bajo el sistema operativo Windows, y todo indica que sacar a Lenovo, HP o Dell de su zona de confort, es remecer los estamentos de cómo se venderán los computadores de ahora en adelante.

Lo que plantea Apple desafía a la Ley de Moore, al monopolio de una y otra generación de procesadores Intel con otro parche más de Windows, cuando el usuario hoy trabaja desde su teléfono y que además de ello, puede hacer su trabajo desde allí, luego seguir en su computador de escritorio o portátil.

Si hace 14 años la industria se remeció porque Apple dejaba atrás a IBM por Intel, ahora es el mayor fabricante de chips del mundo el que ve su reinado terminar, pues nunca supo que las leyes deben renovarse, sobretodo en tiempos de internet, de redes ultra rápidas, y quizás algo que Moore nunca supo que iba a ocurrir.

, , , , , ,