Senador de EE.UU : «Un iPhone es un refugio seguro para delincuentes… pero ya impondremos nuestras leyes ante Apple»

El CEO de Apple, Tim Cook ha defendido ante todas las instituciones y organizaciones, que la privacidad de la compañía no se transa, y es muy recurrente citar el caso del terrorista de San Bernardino en California, quien poseía un iPhone 6 y que el FBI tuvo que recurrir a compañías de software israelí para lograr desencriptarlo.

En el último tiempo, y teniendo una relación de convivencia «normal», Apple y la administración del Gobierno de Donald Trump han podido convivir de manera adecuada, pero la compañía responsable del iPhone se mueve sobre terreno de hielo, y ahora enfrenta el escrutinio del Congreso de ese país que ha citado a funcionarios de la firma para que explique cómo opera el sistema de encriptación de datos de los teléfonos, algo que por supuesto no se ha concedido.

Esta vez  los senadores de ambos partidos de Estados Unidos amenazaron a Apple con regulaciones obligatorias si no incorporan puertas traseras en su cifrado e instaron a las compañías tecnológicas a dar a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley una forma de ver los datos cifrados de los usuarios.

Los legisladores citaron ejemplos como abuso infantil y tiroteos masivos como razones por las cuales las fuerzas del orden necesitarían acceso a datos cifrados durante las investigaciones.

En el pasado, los organismos encargados de hacer cumplir la ley se han encontrado con problemas cuando se trata de posibles pruebas cifradas y aquellos en la industria lo han llamado el tema de «oscurecer» y las autoridades dicen que la incapacidad de ingresar a dispositivos o plataformas encriptados ha enredado las investigaciones.

Apple, por su parte, se ha resistido fuertemente a cualquier solicitud de construir puertas traseras en su sistema, siendo el jefe de privacidad de Apple quien argumentó ante la comisión que la empresa no tiene «foros para que extraños se contacten entre sí».

Según lo informado por ArsTechnica, la presidenta del comité, el senador Lindsay Graham insistió  en que Apple debe incorporar una forma para que las fuerzas del orden accedan a toda la información almacenada en cualquier iPhone que se convierta en parte de una investigación.

«Hoy un iPhone es un refugio seguro para los delincuentes donde pueden planificar sus fechorías y  aplicaciones encriptadas que usan los abusadores de menores.. Mi recomendación es que si no han encontrado una solución con la que todos podamos vivir, le impondremos nuestra voluntad.» 

Senador Lindsay Graham

Por supuesto, los legisladores y los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley también parecen no comprender que el problema va mucho más allá del cifrado que se encuentra en el iPhone. Si bien hay delincuentes menos educados que, sin saberlo, están protegidos por el cifrado del iPhone de forma predeterminada, hay muchas otras opciones para cualquiera que quiera proteger seriamente sus comunicaciones y otra información.

, , , , ,