NVIDIA cancela oficialmente la compra de la firma de chips ARM

Del «negocio de la década» al fracaso de la década pues la compra de ARM por parte de NVIDIA, que fue anunciada en 2020, previa aprobación de los entes reguladores de Europa y EE.UU finalmente se ha cancelado.

La adquisición planificada de Nvidia de ARM de SoftBank colapsó debido a «importantes desafíos regulatorios», dijeron las compañías en un comunicado conjunto el martes.

El acuerdo   tenía un valor  original por US$ 40 mil millones en acciones y efectivo de NVIDIA

SoftBank, la firma de capitales detrás de ARM, a la cual compró en 2016 en US$32 mil millones, ha señalado que  se preparará para una oferta pública dentro del año fiscal que finaliza el 31 de marzo de 2023.

Como se sabe, ARM fabrica tecnología que está en el núcleo de cada procesador de teléfono inteligente, incluidos los iPhone de Apple y los dispositivos Android que funcionan con chips Qualcomm y tiene a casi todas las mayores  empresas de semiconductores como clientes.

ARM es una empresa británica y proveedor   de varios gigantes tecnológicos competidores y tanto Qualcomm y Microsoft que usan la tecnología principal de ARM, se opusieron públicamente al acuerdo.

Por su parte, la FCC (Comisión Federal de Comercio) de EE.UU. presentó una demanda para bloquear la transacción por considerarla monopolio y a fines del año pasado, las autoridades de competencia del Reino Unido anunciaron una investigación sobre la venta.

LAS RAZONES DE FONDO 

Las empresas de tecnología y semiconductores temían que si NVIDIA compraba ARM, podría favorecer su propio negocio sobre sus clientes que pueden no tener una alternativa a la tecnología ARM.

“El acuerdo vertical propuesto daría a una de las compañías de chips más grandes el control sobre la tecnología informática y los diseños en los que confían las empresas rivales para desarrollar sus propios chips”

Declaración de la Federal Trade Commission FTC

SoftBank dijo que el depósito de US$1.250 millones que recibió como parte del acuerdo no es reembolsable y se reconocerá como ganancia en el cuarto trimestre del año fiscal que finaliza el 31 de marzo de 2022.

Tras conocerse la decisión tomada, el CEO de ARM, Simon Segars, renunció y fue reemplazado por Rene Haas con efecto inmediato.

ARM se fundó en Cambridge en 1990 como una empresa conjunta entre varias empresas, incluida Apple.

(Con información de Nikkei Asia, CNBC y Reuters)

, , , , , ,