Creadora del movimiento #AppleToo deja la compañía y otros integrantes son despedidos

 

De manera sigilosa en un comienzo, y apoyaándose en las redes internas de la propia compañía, nació el movimiento #AppleToo que apuntaba a exponer problemas internos de los empleados, lo que quedó de manifiesto cuando se presionó por el retorno presencial aún cuando los casos de contagios en California eran altos, y el resto de los vecinos tecnológicos se mantenían en labores de teletrabajo.

El propio CEO de Apple, Tim Cook cedió y postergó el retorno presencial hasta el 2022 de manera masiva, pero eso solo fue el comienzo de peticiones, pues se fueron sumando denuncias de acoso, de abuso laboral y otros temas que desde fuera, no parecían representar una política corporativa acorde los standards y lo que Apple dice defender.

Hubo denuncias de abuso laboral, discriminación y consta el envío de correos al CEO de la empresa denunciándolos.

En su denuncia, Scarlett alegó que el departamento de RR.HH de Apple impidió «múltiples intentos de recopilar voluntariamente datos salariales entre los empleados». Además, la denuncia afirma que el liderazgo de la empresa «participó en una actividad coercitiva y represiva que ha permitido el abuso y el acoso» de los empleados que decidieron organizarse.

Uno de los correos enviados por los integrantes de #AppleToo a Tim Cook exponiendo problemas laborales

Scarlett participó en la creación del movimiento #AppleToo, que tenía como objetivo arrojar luz sobre el supuesto racismo, sexismo, desigualdad y otros problemas laborales dentro del gigante tecnológico y se invitó a los empleados a compartir sus historias en un sitio web exclusivo de AppleToo y Scarlett comenzó a publicar una colección de cuentas en Medium en agosto.

Janneke Parrish, otra coordinadora de #AppleToo también fue despedida.

Despidos, licencias por ausencias para ciertos empleados involucrados en el movimiento, ya no se darán más, pues la creadora de #AppleToo, Cher Scarlett,  se va de Apple y retirará una queja de la Junta Nacional de Relaciones Laborales de EE.UU contra la empresa después de llegar a un acuerdo.

Por cierto, la organizadora del movimiento se negó a ofrecer detalles sobre el acuerdo con Apple, pero su abogado le dijo a Bloomberg que había solicitado retirar una denuncia ante la NLRB presentada en septiembre, un organismo similar a los Tribunales del Trabajo de Chile.

Apple también despidió a Ashley Gjovik, exgerente senior de programas de ingeniería que habló públicamente sobre cuestiones de seguridad en el lugar de trabajo.

NOTA DEL EDITOR

Se puede inferir que toda empresa, tiene problemas, pero en particular el caso de Apple, que proyecta una imagen incólume de innovación, ser «cool» y tolerante, se ve afectada por este tipo de situaciones, más aún cuando en vez de enfrentarlas y dialogar, se decide cortar de raíz todo atisbo de denuncia.

Urge, sobre todo en estos tiempos, corregir estas prácticas que se transforman finalmente en una mordaza incómoda e inútil en pleno Siglo XXI.

FUENTE

, , , , ,