Las razones de fondo de porqué Huawei no puede ofrecer HarmonyOS en Europa y América Latina

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Google Mobile Services  (GMS) es sin duda el ecosistema móvil más grande del mundo y todos los teléfonos Android tienen acceso, además, dominan ampliamente el mercado, dejando a los usuarios de iPhones con iOS con un porcentaje bastante menor de participación de mercado, mientras tanto,  Huawei Mobile Service (HMS) es nuevo y el soporte actualmente está limitado a los dispositivos marca y que se potenció con fuerza (o forzosamente) tras el veto impuesto por EE.UU al fabricante, dejándolo sin los servicios de Google.

Como se sabe, Android como sistema operativo, es de código abierto y una porción de ella es gratis, llamada AOSP o Proyecto de sistema operativo Android, que es la base del sistema  del teléfono e incluye kernel de Linux, máquinas virtuales y algunas interfaces de usuario básicas, incluidos paneles de notificación, temas, configuraciones y más.

El otro trozo, es el que le corresponde a Google, donde ofrece sus servicios que van desde el buscador, el correo, YouTube y una docena de otras app, por las que cada fabricante, según diversas fuentes, paga US$0,75  por unidad para el acceso y se incluye en el precio total del teléfono Android cuando lo compra, ahora con un etiqueta distintiva que lo destaca.

USANDO AOSP Y GMS 

Cuando un fabricante menciona su capa de personalización, corresponde al método de compatibilidad entre sus propias herramientas y los servicios de Google, como se puede apreciar en  teléfonos Samsung, Xiaomi, Oppo, vivo, etc. lo que da cierto margen de libertad al fabricante para agregar elementos propios.

HARMONY OS  Y AOSP

En un comienzo, Huawei  ha utilizado algunos de los servicios básicos de AOSP, como hardware y soporte telefónico, pero tras haber presentado HarmonyOS con el objetivo de construir su propio ecosistema de aplicaciones móviles en China,  carece de algunas funcionalidades importantes para el mercado global y el objetivo de fondo con HarmonyOS es deshacerse por completo de  GMS, pero no es fácil avanzar en el mercado global sin admitir aplicaciones de Android.

Es por eso que Huawei necesita agregar compatibilidad con APK en este nuevo sistema operativo para admitir la salida de aplicaciones HMS hasta que se desarrolle un ecosistema de aplicaciones HarmonyOS nativo y actualmente está en punto muerto, pues para competir nuevamente en un ecosistema completamente desarrollado es difícil y la mayoría de los usuarios ahora están acostumbrados.

En palabras simples, Huawei tendría que ofrecer más que su competidor y se puede producir el mismo efecto “BlackBerry” que para cuando el entonces fabricante de teléfonos canadiense RIM, lanzó su propio sistema operativo B10, quiso crear sus propias apps, con un plan de incentivos a desarrolladores, y el desastre no dejo esperar.

Ya entonces no se podía competir ni con iOS ni con un incipiente Google.

MÁS ALLÁ DE LA INVERSIÓN

Por mucho dinero sobre la mesa que Huawei ponga para incentivar a los desarrolladores a trabajar en HarmonyOS, la diferencia entre ésta y Google es abismante y la opción de App Gallery si bien ha sido una buena alternativa, carece de las apps más populares, entendiendo que un usuario común y corriente no tiene tiempo ni tiene porqué preocuparse de estar dandole vueltas, parchando su teléfono sin Google, para que le funcione como si lo tuviera. Eso no hace sentido para la gran mayoría y explica la rotunda caída de Huawei en los mercados globales y preocupa más aún, su caída en China.

Parece ser que no es tema de Google, o bien de chips, pues todo apunta a que Huawei tenía la fórmula, le funcionó en su país en los momentos más críticos, pero hoy ya no y sus usuarios están migrando a otras marcas.

, , , ,