Apple anticipa el adiós a Intel al incluir el mismo chip M1 en el nuevo iMac y iPad Pro comprobando su eficiencia

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

Mario Romero .- Desde el analista especializado en temas de Apple, Ming-Chi Kuo hasta el columnista de Bloomberg, Mark Gurman apostaron en sus pronósticos que si bien se proyectaba un rediseño de iMac, siempre se planteó que llegarían a fines de año  y con la segunda generación de chips M1, la realidad ha dicho otra cosa, y hemos visto hoy mismo los computadores de Apple de escritorio, con un nuevo diseño, pero con el mismo procesador M1 que están usando los MacBook Air, MacBook Pro y el Mac mini.

La movida reafirma la postura de Apple, al demostrar  que no requiere de una segunda generación de procesadores, ni más rapidez para ampliar su portafolio y de paso, poder ir desprendiéndose más rápido de  Intel, pues el fabricante de los Core i5, pierde un nuevo negocio, y ya no será proveedor de los iMacs de Apple.

Más allá de lo novedoso que resulte el colorido abanico de iMacs, su pantalla de extraña resolución 4.5K,  Apple al disponer de sus iMacs con M1, valida que para tareas profesionales, no se requiere de tarjetas de video opcionales, pone más presión a desarrolladores y compañías de software para acomodar sus apps a la nueva plataforma.

Es una propuesta atrevida, pero los hechos demuestran que el M1 ha sido un acierto, y era el momento de llevarlo al escritorio y de paso, refrescar su línea respectiva, una fórmula que tiene todas las de ganar y si los forecast están en lo cierto, y la crisis de chips lo permite, entonces los iMacs de mayor envergadura y oferta de potencia, vengan con la segunda camada de M1 y mayor tamaño.

Por ahora, ha sido un acierto de Apple.

 

, , , ,