Oppo quiere dejar dependencia con EE.UU y acelera el paso para contar con sus propios chips

El quinto mayor vendedor de teléfonos del mundo, la firma china Oppo, está enfrentando un desafío enorme en su afán de avanzar en sus esfuerzos por diseñar sus conjuntos de chips móviles patentados y que había comenzado  en el desarrollo de chips en 2019 cuando Huawei recibió el veto de EE.UU.

Ahora, Oppo está presionando agresivamente pues teme que las sanciones recientes hayan cortado efectivamente el suministro de chips de Huawei de TSMC.

Con el aumento de las disputas comerciales entre EE. UU y China, varias empresas sufrirán los «daños colaterales» y con  Huawei perdiendo a su principal proveedor de chips TSMC y sin soporte de Google es una clara indicación de que Estados Unidos está presionando muy fuerte ante lo que considera «una amenaza para la seguridad nacional»  y es por ello que Oppo está invirtiendo fuertemente en chips para reducir su dependencia de los proveedores estadounidenses y expandir su presencia en otras regiones occidentales como Europa.

Sin lugar a dudas que si Huawei, que lleva años en el negocio de chips, la tiene complicada, para Oppo el costo es mayor y considerable e incluso podría llevarle años, y por ahora, fuentes de medios asiáticos apuntan a que la firma china está contratando a los principales ejecutivos de su conocido proveedor de chips MediaTek y UNISOC, que es el segundo desarrollador de chips móviles más grande de China y así crear un equipo de chips con experiencia en Shanghai.

Por lo pronto, no hay fecha de cuándo Oppo pueda contar con un chip propio, pero al menos ya está tomando un camino, que se espera no sea abandonado como ocurrió con su competidor Xiaomi.

Con reporte ASIA NIKKEI

, , , , , , ,