Someten a prueba de rendimiento extremo en videojuegos al Samsung Galaxy S20 Ultra

El Galaxy S20 sigue dando mucho que hablar y la comunidad gamer no se ha hecho esperar para ponerlo a prueba como consola de videojuegos, una característica cada vez más requerida por usuarios de teléfonos de alta gama.

Es por eso que desde BooredAtWork, uno de los canales de YouTube dedicado a la tecnología más populares de la red, se dedica de lleno a testearlo y lo primero que especifica del S20 Ultra es el procesador Snapdragon 865, disponible con 12 o con 60 MB de RAM. Ambos se traducen en mayor velocidad de procesamiento, por lo que el teléfono puede correr un juego bastante rápido. Pero además de correr juegos muy bien, lo hace de forma inteligente.

Algo poco conocido del Galaxy S20 es su capacidad de acoplar hasta cinco aplicaciones en la memoria RAM. Esto significa que puedes seleccionar una aplicación, en este caso un juego para bloquearlo en la memoria RAM. Este juego puede entonces puede retomarse más tarde sin tener que reiniciar la aplicación. También después de apagar el teléfono, o de limpiar la memoria, si se deja un juego a la mitad y se bloquea en la memoria RAM, se puede retomar dónde se quedó sin tener que abrir y cargar desde cero. Esta es una función que muchos jugadores sabrán jugadores.

En cuanto al momento de jugar, el S20 tiene una pantalla de 6’9 pulgadas, con resolución de 1080p (HD) y una tasa de actualización de 120Hz. Por lo tanto, muestra imágenes más grandes, con máxima calidad, y animaciones mucho más fluidas, respectivamente. Juegos con animaciones más variadas y complejas, como Fortnite o Injustice se ven mucho más suaves. Mientras que el muestreo táctil es de 240Hz, lo que tiene el efecto de hacer a los controles de un juego mucho más sensible y el juego puede seguir de mejor forma al jugador.

Juegos de disparos como Call of Duty, o peleas como Shadow Fight pueden correr al mismo nivel que con una consola o PC sin retrasos o problemas de controles. Y gracias a su sistema de refrigeración por cámara de líquido, el Galaxy S20 puede hacer todo esto sin calentarse más allá de los 35 ° C. Por lo que basta con un controlador Glap Play (sirve el mismo que con el S10), y tu teléfono no tiene nada que envidie a Nintendo Switch.

Así que la próxima vez que te alcance un 360-no-scope-headshot en PUBG sin que sepas ni quién disparó, ya no puedes culpar al lag.

 

, , , , ,