Gobierno de India arremete contra Oppo y Xiaomi por eventual evasión de impuestos

 

Las relaciones indio-chinas nunca han estado tranquilas, e incluso han existido más que escaramuzas militares y peleas entre los dos países con mayor cantidad de habitantes del planeta, que se han enfrentado por razones políticas, financieras y cuánto se presente.

Por ello, pese a que la presencia de fabricantes chinos de tecnología en India está asumido y forma parte del «nuevo país» donde se fomenta la innovación y de paso evitar una cesantía masiva, las plantas de producción de diferentes marcas producen día y noche para abastecer a un país emergente y demandante.

Pero las cosas de pronto se salen de control, o mejor dicho … se busca «más control» y según consigna el medio estatal Economic Times, el Gobierno de la India ha arremetido con fuerza en las oficinas de Oppo y Xiaomi, allanando dependencias en Mumbai, Delhi, Bangalore, Hyderabad y Rajkot.

Los motivos? El Departamento de Impuestos está investigando a ambas compañías, incluso  las oficinas  de altos ejecutivos, por eventuales casos de evasión tributaria, aunque los analistas apuntan a una presión de parte de la autoridad para quebrar la estructura de ventas de los fabricantes chinos instalados en la India.

El Gobierno de India multó en varios millones de dólares a un socio de distribución chino de OPPO y estas acciones probablemente sean una alerta de parte de la autoridad para evitar evasión tributaria y otras acciones no legales.

Para entender en contexto, el gobierno de India está en un proceso para detener a OPPO y vivo a través de sus socios chinos y así lograr que los fabricantes vendan sus productos a través de empresas indias.

Actualmente, OPPO y vivo juntos controlan más del 25% de la participación de mercado en el país y pertenecen al conglomerado BBK Electronics que maneja además las marcas OnePlus y Realme, todas ellas con fuerte presencia en India.

Xiaomi por su parte, ha comenzado a afianzar su posición en ese país, por lo que la autoridad está presionando para que se someta a las estructuras de distribución local, algo que de seguro a los fabricantes chinos investigados, no les parece adecuado.

, , , , , ,