Desde ahora Santiago de Chile es la nueva Región de Google Cloud para el mundo

 

Google anunció que ya está operativa la Región de Cloud de Santiago de Chile, que para entenderlo en contexto, se define a una  “región” como  la infraestructura dedicada a servicios de nube, ofreciendo almacenamiento de datos y otros servicios de Google Cloud, como Compute Engine, Google Kubernetes Engine, Cloud Storage y BigQuery.

La Región de Google Cloud de Santiago se suma a las otras 29 que ya existen en el mundo y es la segunda en América Latina, sumándose a la que la compañía ya tiene en São Paulo inaugurada en Brasil desde 2017, reforzando el compromiso de Google Cloud con las empresas latinoamericanas de trabajar en conjunto para acelerar la adopción de capacidades digitales.

Todas las regiones cuentan con software, hardware y excelencia operacional.

Con 3 zonas de disponibilidad, la Región de Google Cloud abrirá nuevas posibilidades para las organizaciones chilenas y de otros mercados de América del Sur, al traer más cerca de ellas una opción de nube de larga escala. Esto permitirá mejorar la latencia de sus servicios, explorar nuevas arquitecturas de disaster recovery, elegir correr aplicaciones y almacenar datos localmente.

“Escuchamos a nuestros clientes y por ello hemos puesto en marcha esta región en Santiago, con el objetivo de fortalecer nuestra relación con las compañías de Chile y Latinoamérica, localizaciones clave para Google Cloud, por lo que estamos comprometidos en realizar inversiones estratégicas, así como en profundizar nuestras alianzas en la región. Nuestro objetivo es brindar innovación y apoyar a los clientes en su transformación digital usando lo mejor de Google y Google Cloud”

Manfred Loebel, Gerente General de Google Cloud para Chile.

Esta nueva inversión de Google en Chile ocurre en el año que la empresa celebró su aniversario número 10 de presencia en el país. Chile ya es el hogar del primer centro de datos en América Latina, el cual opera desde 2015 y que fue expandido en 2018.

Las inversiones en Chile también incluyen el cable submarino Curie que conecta Los Ángeles, California, con Valparaíso, extendiendo la red que garantiza un mejor servicio a nuestros usuarios y clientes. Curie, fue el primer cable submarino en llegar a Chile en casi 20 años y una vez desplegado fue la conexión de datos más larga del país.

Otro frente importante de la inversión que Google ha realizado en Chile se relaciona con las energías libres de carbono. Desde 2017, Google utiliza energía solar del desieo de Atacama, uno de los puntos geográcos que recibe más luz solar en el mundo. Con un área de más de 1.5 millones de metros éste proyecto de energía renovable es la planta fotovoltáica actual más extensa de América Latina y provee a Google con 80 MV de energía limpia anualmente.

Esta inversión en energía solar, junto con los más de 50 proyectos de energía renovable alrededor del mundo, son fundamentales para operar una nube limpia y que ofrezca a los clientes de Google Cloud la posibilidad de reducir sus emisiones de carbono al migrar a la nube. Google opera completamente neutro de carbono desde 2017 y asumió el compromiso de operar 24/7 con energía libre de carbono hasta 2030.

Esta inversión en educación busca formar más personas que puedan beneciarse de las opounidades de trabajo que generará el crecimiento de la industria de la nube en los próximos años.

La generación de nuevas carreras y opounidades de negocio para otras empresas de tecnología es pae de los impactos positivos que Google Cloud estima que estos anuncios traerán para Chile. Así como la Cloud Region debe generar este dinamismo en el ecosistema tecnológico, un estudio realizado por Oxford Economics, comisionado por Google y titulado

El impacto Económico de Google en Chile y América del Sur, calculó que, en 2020, las operaciones del centro de datos y las inversiones relacionadas

, , , ,