La transición de apps y programas en las MacBook con M1 a cuatro meses de su llegada al mercado

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

 

Mario Romero.- Cuatro meses después de su salida al mercado, las MacBook Air y MacBook Pro con el nuevo chip M1, han ido abriéndose paso y ganando el respeto de la crítica especializada y de un número creciente de usuarios, lo que sin duda es positivo bajo todo punto de vista, augurando una transición limpia, sin atascos, pero quizás no sea suficiente.

La piedra de tope, o el gran temor de un fracaso de Apple con sus “Mac M1” se basaba en que las apps o programas más demandantes no funcionaran nativamente, pero Apple (y los desarrolladores) se dieron cuenta que Rosetta 2, la herramienta de emulación para las que aún no son nativas de M1 y que vienen de Intel, funcionan mejor de lo esperado.

De hecho, salvo cuelgues menores, uno de los programas clave para el envión de las nuevas Mac estaban en las manos de Adobe,  pues si bien Photoshop y Lightroom funcionaron desde el primer día de manera “soportable” con Rosetta 2, el hecho de que ahora funcionen en el M1 de forma nativa son hitos importantes para el paso de Apple a la próxima generación.

Ahora Apple debe de ganarse la confianza y apurar a Google Drive, Microsoft Teams, Dropbox,  Spotify,  y aún una larga lista, que de seguro se irá acortando a medida que se entienda que los M1 son geniales, y que Apple también entienda que la nueva generación de M1 permitirá funcionamiento similar, pues existe un número no menor de usuarios que esperan llegue la segunda generación de chips Apple para embarcarse y ver por ahora, cómo puedan fallar estas. Pero lo cierto es que el fallo no existe.

Existe un sitio web destinado a informar el avance de compatibilidad o bien si una app o programa está listo para M1 AQUI

Acá también existe el factor de demanda, y las ventas de MacBooks con M1 son fuertes, constantes, pero la pregunta es si acaso harán el número para seguir sumando más compañías de forma nativa y no esperar más y a diferencia de la transición de PowerPC a Intel, la MacBook M1 es una plataforma mucho más grande y exitosa lo que implica que hay desarrolladores, creando aplicaciones más complejas para que no tengan el mínimo fallo o “pantallazo” al momento de usarse.

Cada día se suman más compañías que alistan su arribo de manera nativa a las nuevas Mac, pero también hay que preguntarse cuántas empresas aún seguirán pidiendo la configuración con Intel y si ello es relevante en este momento, antes de que Apple decida sacarlas de su tienda online, lo que para muchos analistas es todavía muy arriesgado, al menos hasta que salgan las MacBooks gráficas y de 16″.

Algunos desarrolladores también se preguntan si vale la pena tanto trabajo si el market share de las Mac M1 no superan con suerte los diez millones de usuarios, mientras muchos otros piensan que siempre es mejor estar antes que la competencia.

, , , ,