Así funciona la tecnología de cámara frontal inserta en pantalla en un teléfono Oppo

De las muescas, pasando por cámaras emergentes, agujeros centrales, aguejeros más anchos a la izquierda, a la derecha, en fin, una serie de opciones para tratar de «esconder» la cámara que hace las veces de reconocimiento facial  y que en su momento fue impuesta como un montículo frontal en el iPhone X y su FaceID de 2017.

Algunos fabricantes de Android siguieron el diseño por un tiempo, salvo Samsung que siguió en paralelo su propio camino (para unirse en algunos modelos con muesca en 2018 y 2019) y mientras otros, buscaron la fórmula con la cámara emergente, hasta que se trabaja en una fórmula donde la cámara frontal no se vea, pues está debajo de la pantalla.

Hasta ahora hemos visto patentes y prototipos de Xiaomi, Samsung y del fabricante Oppo, que pertenece al conglomerado chino BBK Electronics que agrupa a OnePlus, Realme, Vivo y que con ocasión de su lanzamiento del teléfono de cierre de año de Oppo, aprovechó de dar un avance bastante convincente de lo que es su propia tecnología de cámara inserta en pantalla.

Se espera que esté en los modelos de gama alta de Oppo para mediados del 2020, pero por lo que se aprecia en el video adjunto, el camino parece que está bastante avanzado y será cosa de tiempo para que el resto de los fabricantes vayan apurando el tranco, sumen su aporte y se suban a la nueva tendencia.

Curiosamente, el prototipo de Oppo no se basa únicamente en la novedad de la cámara frontal pues  tiene un diseño sin botones y sin interrupciones, sin puertos ni golpes de cámara y cuya pantalla tiene una gran curvatura pero no tan extrema como las pantallas NEX 3 de vivo o Mate 30 Pro de Huawei, logrando  un trabajo un poco mejor con los botones sensibles a la presión a un lado, pues se aprecia que hay más espacio para ellos y son más fáciles de operar.

 

 

, , , , , , , , ,