Huawei no obtendrá más extensiones de EE.UU y se quedará sin opción de Google y otros proveedores

Mientras el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump se enfrenta a una eventual acusación constitucional que podría eventualmente destituirlo (proceso llamado impeachment) esto no es impedimento alguno para lidiar a través de su cuenta de Twitter contra sus rivales políticos y particularmente contra China y con especial dedicación contra Huawei.

Todo hace pensar que la denominada «Guerra comercial» entre Huawei y los Estados Unidos durará mucho tiempo y las tensiones, al contrario de disminuir, pareciera ser que se acrecentan y lo peor aún, da señales de que la firma asiática tendrá que hacer todo lo posible para sobrevivir a la prohibición, tras tener una primera extensión de 90 días para continuar colaborando con algunas empresas norteamericanas, todo indica que el día 19 de noviembre se cierra la puerta a las extensiones.

Trump quiere hacer las cosas más difíciles que el solo hecho de que el teléfono Huawei Mate 30  venga con una versión de Android sin aplicaciones de Google, pues es de público conocimiento de que «no quiere más extensiones» y además de ello apunta a arremeter contra todas las empresas estadounidenses que sean proveedoras o bien tengan algún tipo de conexión comercial o técnica con dispositivos de red Huawei 5G. 

Con sabiduría oriental, Huawei se ha estado preparando para lo peor durante meses y se sabe que no será fácil sobrevivir de forma independiente, exponiéndose a perder una gran parte del mercado debido a la desconfianza de los consumidores, muchos de los cuales ni siquiera entienden el conflicto y simplemente piensan que los teléfonos Huawei se volverán obsoletos en el corto plazo, o bien consideran que pagar por un teléfono que «hay que intervenir» es complejo.

Rob Strayer, subsecretario adjunto del Departamento de Estado ya ha advertido de lo que sucederá, y sutilmente lo ha hecho saber a los periodistas en una rueda de prensa la semana pasada, lo que se entiende por parte de analistas, como una pésima señal desde EE.UU, pese al optimismo de Huawei en China

 «Las licencias generales temporales a menudo no duran para siempre y estas licencias están diseñadas para proporcionar un alivio inmediato y evitar una interrupción inmediata en el mercado«

Rob Strayer, Subsecretario Adjunto del Departamento de Estado

Con informacion de Bloomberg

 

, , , , , ,