Review Sony Bravia TV 4K UHD y Sound Bar HT-X9000F : Bienvenidas más opciones para el usuario

En pleno 2019 el concepto de consumo de contenidos ha pasado de tener que estar sentados frente a un televisor para esperar el dia y la hora para ver un programa, a dejar de llamar televisor y conceptualizarlo como pantalla, de permitirle al usuario el libre albedrío de poder elegir día, hora y qué ver, más allá de un sano ejercicio democrático, es permitir que en tiempos actuales el usuario sea dueño del contenido y no al revés.

Desde luego, tampoco da lo mismo en cómo lo ves, pues pasamos del LCD al LED y luego OLED, QLED y un desfile de nomenclaturas, que también nos hizo saltar del HD al Full HD y ahora en pleno apogeo del 4k UHD mientras ya se asoman las pantallas 8K (en realidad se fue de las manos.. o mejor dicho, de la vista).

En un contexto donde dos fabricantes surcoreanos se llevan la mayor tajada del mercado a nivel mundial, es bienvenido el poder contar con una buena alternativa, sobretodo si tiene nombre de peso y tradición como es la japonesa Sony, la cual ha entregado una línea de televisores (pantallas) de alto vuelo, acompañadas de manera opcional de barras de sonido, de diferentes potencias y características.

Probamos el televisor de la serie X955G y el Soundbar HT-X9000F, pero se hizo en dos partes, la primera ha sido probar el televisor en sí, con el sonido que emana desde la pantalla y nos sorprendió muchísimo la claridad y potencia, pese al escaso espacio que hay en la pieza, pero que brinda una experiencia mucho mas que grata, tomando en cuenta una habitación de 40mts2 o más.

No cabe duda que el haber agregado el Soundbar amplificó, potenció y magnificó la experiencia audiovisual y marca la diferencia, transformándose desde entonces en un mix o combo ideal para el goce de películas, videoclips, Spotify, Netflix y tantas otras opciones en un abanico cada vez más amplio.

TELEVISOR (O PANTALLA)

El TV Sony X955G tiene mérito propio más allá de una pantalla prístina, colores vivos pero extremadamente equilibrados y que con el procesador X1 Wide que Sony ha incorporado, brinda magnifico equilibrio, que hasta ahora no habíamos podido apreciar o destacar en la marca japonesa, dando la impresión de que estamos ante una tecnología que mejoró todo lo que habíamos visto antes, dejando atrás la palidez y poco brillo, dando paso a la luz muy bien manejada, un HDR que se aplica responsablemente y que, sugerimos encarecidamente, puedan experimentarlo con contenido de streaming ya sea Netflix (que viene con botón dedicado en el control remoto) o Amazon Prime Video, entre otras opciones.

La razón principal es que las compañías de cable o satelital solo ofrecen resolución Full HD y no llega al 100% con pureza, por lo que se sugiere optar por mejor calidad de contenido, y así apreciar el logro de la buena imagen que brinda este televisor-pantalla, que si vamos a encontrar un punto negro, es quizás el soporte o base que nos parece un tanto frágil pues la pantalla en sí es pesada y da la sensación de que si queda a una altura media, pueda sufrir alguna caída en caso de sismo.

 

SOUNDBAR

Si ya la experiencia nativa nos había parecido óptima, con el sonido proveniente de la misma fuente, esto cambia brutalmente cuando interactúa con el SoundBar HT-X9000F, que se conecta vía Bluetooth con el televisor y puedes ir jugando con el tipo de sonido que quieres aplicar, como es modo Cine, modo música, etc. lo que se «siente» gracias a su subwoffer activo de alto vuelo.

Se maneja con control remoto propio, se configura rápidamente y no te dan ganas de apagarlo.

Si bien la solución como «pack» está por sobre la media del mercado, vale la pena, y en caso de presupuesto más acotado, se puede complementar con otra barra de menor valor. La recomendación es ir a una tienda Sony y experimentar la vivencia pues resulta egoísta poder plasmar en líneas el real alcance que tiene esta propuesta de la casa japonesa y que se transforma en una real opción para el usuario chileno.

, , , , ,

Deja un comentario