Complejo escenario para Apple en India por bajas ventas de iPhones y nuevos impuestos

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

India superará en breve en población a China, y se considera una economía emergente, pese a los altos niveles de pobreza, pero que en un agresivo plan económico por atraer inversionistas, el actual gobierno ha convertido a ese gigante asiático en un polo de atracción de grandes compañías que no solo han debido adaptarse a una cultura diferente sino que adecuarse a un sistema y reglas muy estrictas.

Samsung, Huawei, Xiaomi y otros fabricantes lo han entendido a la perfección y ya no solo tienen líneas de ensamblaje, sino que ahora fabrican el 90% de los teléfonos con el sello “Made in India” pues han logrado dejar de importar componentes de China y hacerlos en la tierra de Gandhi, abaratando costos. Es tan vital el mercado, que solo la surcoreana Samsung ha invertido US$700 millones en plantas, locales y soporte en el último año.

Apple ha hecho su propio camino, y han sido varias las visitas y reuniones entre el CEO de la firma, Tim Cook con el Primer ministro Indio, lo que dio como resultado que la firma californiana instalara una planta de ensamblaje del iPhone SE también con el sello “Made in India” en la espalda.

Lamentablemente a Apple no le ha ido bien en sus ventas, y eso lo demuestran los inventarios de los recientes iPhone XS y XS Max y según el Economic Times, varios  minoristas  informan que les queda un stock de iPhone considerable después del primer fin de semana de la venta, lo que sería  la primera vez que sucede.

Otros tiempos entre Apple y el Gobierno Indio

Las ventas de los nuevos dispositivos  representan alrededor del 60 por ciento de lo que el iPhone X del año pasado acumuló en sus primeros tres días de venta.

Apple tiene una cuota de mercado de solo el 2 por ciento en la India y si se toma en cuenta que en ese país viven  1.324 millones de personas, Apple entonces  vendió menos de 1 millón de iPhones en la primera mitad de 2018.

La apuesta de Apple es revertir esta situación con el lanzamiento en unas semanas del iPhone XR, pero no solo será el nuevo teléfono el desafío a superar, pues  desde el gobierno se están generando señales complejas y negativas. Ha sido el miembro del Consejo Asesor Económico, Rathin Roy, quien instó a que el  gobierno de la India debería hacer que sea menos atractivo para los ciudadanos disfrutar del lujo importado. 

No se descarta entonces un cambio en las reglas del juego, una alza de impuestos y con ello, menos ventas de iPhones en India.

Anteriormente, la compañía elevaba los precios del iPhone en un 6 por ciento a un 7 por ciento cuando los aranceles aduaneros en los teléfonos inteligentes en la India aumentaban del 10 por ciento al 15 por ciento y, más tarde, al 20 por ciento.

Con las nuevas medidas que el gobierno pretende imponer  a la importación, o las subidas de precios adicionales, podrían afectar las perspectivas de Apple en el país, a las que se deben de sumar los obstáculos para que instale sus Apple Stores y la lucha de la firma estadounidense por defender la privacidad de sus usuarios

FUENTE : ECONOMIC TIMES INDIA

, , , , , ,

Deja una respuesta