Apple y Google bajo una «Guerra silenciosa» por el buscador propio en iPhones

 

 

Para entender en contexto, Google le paga a Apple una factura por US$2.000 millones por año para ser el buscador exclusivo en los iPhones, pero todo indica que será un negocio que tiene los días contados y si acoso Apple se ha demorado en cambiar de rumbo, obedece solo a ganar tiempo.

En la interna, se dice que los ingenieros de Apple no le perdonan a Google que haya copiado iOS y que Apple está trabajando muy fuerte para eliminar a Google del iPhone.

Según los informes, se habla de una soterrada  «guerra silenciosa». y según sostiene el prestigioso medio, Financial Times  hay tres campos de batalla en esta guerra, y el primero fue Apple Maps.

El lanzamiento de Apple Maps en 2012 fue lo suficientemente desastroso como para que el servicio todavía se considere injustamente inferior a Google Maps que esperaba reemplazara.

Pero Apple Maps se creó porque Google se negó a darle al iPhone las mismas indicaciones paso a paso que producía en Android.

Fue un movimiento de Apple para brindar a los usuarios una función que se estaba volviendo cada vez más necesaria y que evitaría que los compradores se pasaran a su rival.

No existe una necesidad tan clara de que Apple trabaje en lo que el Financial Times describe como otro campo de batalla, el de la búsqueda. Sin embargo, desde al menos 2015 existe AppleBot, un motor de búsqueda que en ocasiones ha sido utilizado por Siri y Spotlight.

Ese es un servicio claramente separado de ofrecer una búsqueda al estilo de Google para los usuarios, pero fue una de las razones por las que siguen apareciendo informes de que se acerca una búsqueda de Apple.

Sin embargo, esto puede haberse bloqueado a fines de 2022 cuando el personal clave que dijo que estaba trabajando en Apple Search se fue para volver a unirse a Google.

Hay una tercera área en la que se cree que Apple está apuntando a Google, aunque puede ser simplemente una expansión obvia de su negocio en lugar de un ataque de «guerra silenciosa».

Es el negocio de publicidad de Apple, que está creciendo enormemente, incluso cuando las características de privacidad de la compañía supuestamente afectan a los anunciantes externos.

No será tarea fácil llegar y sacar a Google del iPhone.