En marzo del 2023 rige nueva norma energética en Europa que peligro la venta de los televisores 4K y 8K

La venta de televisores 4K y 8K podría sufrir restricciones cuando el próximo 1 de marzo de 2023 entren en vigor en el marco de la Unión Europea las nuevas limitaciones en torno al Índice de Eficiencia Energética (IEE) para las pantallas electrónicas.

Por su parte, la 8K Association, representante de la industria del 8K, se ha quejado ya de que «los límites de consumo de energía en los televisores 8K (y las pantallas basadas en microLED) se establecen tan bajos que prácticamente ninguno de estos dispositivos pasar», lo que pone en riesgo sus ventas en la Unión Europea.

Entre algunas de las compañías que integran televisores 4K en sus catálogos y están trabajando en la configuración de nuevos modelos con resolución 8K, se encuentran Sony, Samsung, Philips o LG.

Por qué el nuevo índice de eficiencia energética pone en peligro la venta de los televisores 4K y 8K.

Desde la casa surcoreana señalan que todos los modelos 4K de LG «están por debajo o en torno al límite de 0,90 marcado como máximo de consumo por la regulación», por lo que «es de esperar que los índices de los modelos que se presenten a partir de 2023 sean mucho más eficientes todavía».

Eso si, esta normativa   afecta en la producción de modelos más avanzados, los televisores 8K y existen en Europa actualmente, varios fabricantes que se están moviendo rápidamente en sacar sus inventarios que no cumplirán con las nuevas disposiciones y que aún están en las estanterías.