Apple paraliza pedidos de pantallas OLED de BOE para el iPhone por haber alterado su fabricación

 

Como es sabido, los iPhones desde que se pasaron a pantalla del tipo OLED son en su mayoría fabricadas por Samsung Display, en un acuerdo a largo plazo de sobre US$5.500 millones entre ambas empresas, y que en promedio cubría cerca del 75% de los pedidos de pantallas de Apple.

En un afán estratégico de no depender de un solo proveedor, algo que Apple está implementando desde hace al menos dos años, al dejar a Intel y pasarse a sus propios chips, en el apartado de pantallas, ha tratado de distribuir la producción de estas, solicitándole a LG Display que surta un porcentaje de pantallas y ha puesto a prueba además al fabricante chino BOE.

BOE se abrió camino gradualmente en la cadena de suministro de pantallas del iPhone al proporcionar en un comienzo, suministro OLED de reemplazo para reparaciones, luego se abrió camino en la cadena de suministro de pantallas de iPhone 12 y iPhone 13, hasta que se le encargó proporcionar 40 millones de pantallas a Apple este año.

El problema del fabricante BOE, es que decidió improvisar y cambiar el diseño de la pantalla por su propia voluntad para permanecer como proveedor según consigna el diario surcoreano The Elec.

A raíz de ello, Apple detuvo los pedidos al fabricante chino y  una de las razones es el cambio del diseño de la pantalla OLED del iPhone que BOE decidió emprender cuando se enfrentó a una escasez de componentes IC de controlador de pantalla (DDI).

Aparentemente, el fabricante de pantallas alteró ligeramente el diseño del controlador de pantalla «para hacer que el ancho del circuito del transistor de película delgada (TFT) de la pantalla sea un poco más ancho» y ponerse al día con sus pedidos de producción para el iPhone 13.

Apple se enteró de los cambios, y comenzó a disminuir la participación de mercado de BOE en su cadena de suministro de pantallas al redirigir los componentes DDI a LG, el otro proveedor de pantallas con el que se diversifica del monopolio OLED de Samsung.

Son precisamente las patentes de Samsung Display las que podrían haber sido la otra razón por la que BOE buscó una solución alternativa, ya que recientemente quedó claro que Samsung podría haber notificado a Apple que BOE está infringiendo sus patentes OLED de estructura de píxeles y electrodos táctiles.

En cualquier caso, parece que BOE tendrá problemas con sus objetivos de producción de pantallas de iPhone este año y puede dejar en segundo plano sus planes para entrar en la cadena de suministro de pantallas de la serie iPhone 15 Pro y dejar a Apple en el mismo punto de partida, buscando opciones de suministro de pantalla OLED para iPhone.

LA ATRIBULADA HISTORIA DE BOE PARA SER PROVEEDOR DE PANTALLAS DE APPLE

En la época del iPhone 11, Apple intentó nuevamente alejarse de Samsung investigando a LG y BOE, pero su rendimiento no fue suficiente para realizar pedidos  pequeños lotes o piezas de reparación, por lo que Samsung nuevamente obtuvo la mayor parte de los pedidos de suministro de iPhone OLED.

Apple necesitaba alrededor de un 50 % más de paneles OLED para iPhone el año pasado en comparación con 2020.

65 % han sido fabricados por Samsung, una gran caída con respecto al 78 % del año anterior. El resto provino de LG y BOE, y, en el caso de LG, se dijo que el lote rondaba los 50 millones de unidades, o el doble de los 25 millones que suministró en 2020.

BOE también estaba compitiendo por la pantalla OLED del iPhone 12 de 6.1″, pero solía ofrecer bajos rendimientos con suficiente calidad, dejando a Apple solo con Samsung y una pizca de LG como fuentes de producción de OLED.

Sin embargo, en 2021, las unidades iPhone 13 y iPhone 12 en circulación se adornaron con muchos más paneles que no son de origen Samsung, y esa tendencia solo se intensificó en el futuro, hasta que Apple decidió los pedidos de pantallas  que obtiene de BOE este año.

 

, , , , ,