Review Samsung Galaxy Z Flip 3 : Un plegable compacto premium que valida la categoría

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

Mario Romero.- Atractivo a más no poder, simple, compacto y con un diseño que evoca los teléfonos Clamshell o tipo almeja que fueron bastante populares en la década del año 2000 y que ahora, de la mano de buena tecnología, nos permite ver contenido, abrir el teléfono y ver que la pantalla se despliega y es una sola.

6.7 pulgadas abierto, es sin lugar a dudas un gran logro, más cuando el pliegue o partidura central no es tema, pues molesta menos que una muesca en pantalla tipo iPhone y sí, nos referimos al más reciente plegable compacto de la casa surcoreana Samsung, con su Galaxy Z Flip 3, que llega al país, lo probamos, lo usamos y compartimos con gusto nuestra experiencia.

El solo hecho que ahora venga con una pantalla externa discreta de 1.9″, nos permite concentrar la vista en lo importante, y si tenemos que abrirlo, pues nos resultara al comienzo un tanto complejo, pues requieres de ambas manos para hacerlo ya que no se trata de porfía, sino de permitir un cierre o apertura precisa, más un pliegue mucho mejor logrado, gracias a mejores materiales, más experiencia y acompañado de un sistema de bisagra que va cubierto de un metal con el logo Samsung.

Una vez abierto, como señalamos al comienzo, se extiende en un buen tamaño, más alargado que un teléfono normal de ese tamaño y luce una pantalla FHD+ Dynamic AMOLED, con un buen tinte de colores, algo que el fabricante nos tiene acostumbrados y no admite discusión, y más si tiene tasa de refresco variable de 120 Hz.

No es una versión corta de su pariente plegable Fold, pues ambos están pensados para usuarios diferentes, y si bien su precio bajó bastante respecto de su generación anterior, queda situado en el nicho de teléfono gama alta premium, con una versión de 8/256 y de la mano del mejor procesador para teléfonos Android del año, el Qualcomm Snapdragon 888.

Cuando se aprecia extendido, el pliegue prácticamente se nota y al deslizar el dedo, apenas se percibe el “lomo” pero al usarlo, no genera molestia, ni menos pensar en que al abrirlo el teléfono se vaya a partir en dos, nada de eso, solo deja un agujero discreto centrado para la cámara de selfies, la que brinda un rendimiento más que aceptable

 

Con el teléfono cerrado, podemos encender la pantalla externa con un doble toque. Después, si deslizamos hacia la derecha abriremos el panel de notificaciones. Aquí aparecen las alertas agrupadas por aplicaciones y podemos leer los mensajes cómodamente sin tener que esperar a que acabe aquel molesto scroll.

El Galaxy Z Flip3 también mejora a su antecesor en el apartado del sonido, pues ofrece un altavoz principal en la parte inferior, junto al puerto de carga y otro situado en el auricular para las llamadas, pero puede generar una descompensación de balance, pues obviamente se sentirá más fuerte el de abajo.

 

Show me “the partidura”

No hay entrada de audífonos, algo que para Samsung como para muchos otros, no es tema.

Uno de los sacrificios que hacemos con los plegables es que no hay lector de huellas bajo la pantalla y en su lugar tenemos el lector en el lateral, integrado con el botón de encendido.

 

Sobre la carga, el móvil viene sin cargador por lo que hemos usado uno que teníamos por casa para cargarlo, aunque dado que la potencia de carga que soporta son 15W, la rapidez no es precisamente su fortaleza, sin embargo, de lo  más destacadas son las relacionadas con el apartado fotográfico.

La pantalla externa sirve para que podamos sacarnos selfies usando la cámara trasera y así aprovechar la calidad que nos ofrece y podemos hacer fotos con el móvil abierto y usar la pantalla a modo de vista previa para que la persona fotografiada vea el encuadre y si bien no hay zoom de 100 MPs ni módulos de cámara grotescos, acá hay una cámara trasera doble compuesta por un sensor principal y un gran angular 12 MP cada una que cumple “mejor que bien” su trabajo.

 

 

CONCLUSIONES 

No tiene grandes funcionalidades, pero el solo hecho de poder contar con un teléfono potente, cumplidor y que tenga la capacidad de doblarse por la mitad es muy práctico a la hora de transportarlo y si bien el concepto plegable ya tiene a un claro dominante, aún falta ese empujón que le permita proyectarse a más largo plazo a punta de más innovación.

Ya en la tercera no se dieron por vencidos.

 

 

Ficha técnica Samsung Galaxy Z Flip3 5G

CARACTERÍSTICAS
PANTALLA INTERIOR Dynamic AMOLED 2X Infinity Flex Display de 6,7 pulgadas Full HD+ (2640 x 1080 puntos), 425 ppp y 120 Hz
PANTALLA EXTERIOR Super AMOLED de 1,9 pulgadas (260 x 512 puntos) y 302 ppp
PROCESADOR Snapdragon 888 5G de 8 núcleos, 64 bits y fotolitografía de 5 nm (2,84 GHz + 2,4 GHz + 1,8 GHz)
MEMORIA PRINCIPAL 8 GB
ALMACENAMIENTO 128 ó 256 GB UFS 3.1
CÁMARA FRONTAL 10 megapíxeles, f/2.4, fotodiodos de 1,22 µm y FOV de 80º
CÁMARAS TRASERAS – Principal o gran angular: 12 megapíxeles, Dual Pixel AF, estabilización óptica, f/1.8, fotodiodos de 1,4 µm y FOV de 78º

– Ultra gran angular: 12 megapíxeles, f/2.2, fotodiodos de 1,12 µm y FOV de 123º

CONECTIVIDAD INALÁMBRICA 5G SA y NSA, Sub6 / mmWave

LTE Enhanced 4X4 MIMO

SISTEMA OPERATIVO Android 11
RESISTENCIA IP IPX8
BATERÍA 3.300 mAh
SENSORES Lector de huellas dactilares, acelerómetro, barómetro, giroscopio, sensor geomagnético, sensor de proximidad y sensor de luminosidad
DIMENSIONES 72,2 x 86,4 x 17,1 mm (plegado)

72,2 x 166 x 6,9 mm (desplegado)

PESO 183 g
COLORES Cream, green, lavender, phantom black, gray, white y pink
PRECIO  CLP$999.000.-