Departamento de Justicia de EE.UU ordenó investigar a Apple por haber entregado datos de políticos durante gobierno de Trump

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

 

Como si la historia tuviese esas vueltas de tuerca, donde de pronto se vuelve al punto de partida, y en especial la historia política estadounidense no ha estado ajena a escándalos, como el llamado Caso Watergate, que tras una investigación acusiosa por parte de dos periodistas de The New York Times, Bob Woodward y Carl Bernstein quienes vieron recompensa al recibir el Premio Pulitzer de periodismo, y lo más relevante, la renuncia del entonces Presidente Richard Nixon, pues se había dejado al descubierto una operación de espionaje al partido de la oposición.

TRUMP, APPLE Y EL ESPIONAJE

Según da cuenta The New York Times, durante los primeros días de la administración del Presidente Donald Trump en 2017, el Departamento de Justicia solicitó a Apple que proporcionara datos de al menos dos demócratas en el Comité de Inteligencia de la Cámara, así como otra información de ayudantes e incluso miembros de sus familias, incluidos un menor de edad.

Actualmente se está investigando las razones no solo de porqué se pidieron esos informes, sino también la actual administración del Departamento de Justicia ha solicitado registros de al menos una docena de personas  que estaban relacionadas con esos reportes en los años  2017 y 2018, para determinar quien o quienes estaban detrás de la información filtrada a los medios sobre la administración Trump.

Además de ello, se emitió una orden judicial contra Apple por obtener datos personales de varias personas y el informe menciona que los legisladores ni siquiera sabían que estaban siendo investigados hasta que Apple les informó en mayo de este año y las fuentes afirman que Apple solo ha proporcionado algunos metadatos sobre las cuentas de las personas involucradas, pero no ha dado acceso a fotos, correos electrónicos u otros datos personales.

Dado que no se encontraron registros que probaran las filtraciones, los fiscales estadounidenses decidieron cerrar la investigación, pero situaciones como las expuestas, dejan en evidencia que sobre cómo los gobiernos, de todos los lados y países pueden solicitar a las grandes empresas de tecnología que accedan a los datos personales de otra persona.

La privacidad no puede ser solo un slogan.

, , , ,