Microsoft seguirá los pasos de Apple y está trabajando en su propio chip para portátiles y servidores

 

 

Intel parece que se está quedando cada vez más aislada y sin proyectos reales de innovación, con la seria amenaza de dejar su sitial en lo que ha sabido hacer por décadas, pero que en el último tiempo se ha estancado, sumado a una política comercial no muy atractiva, ha hecho que Apple hay tomado la decisión de darle un giro a su relación con el gigante de los chips y hoy no dependerá de ellos para sus Macs.

Un camino similar tomará la misma Microsoft, sí… la empresa que en los años noventa y en pleno apogeo de la guerra «PC- Mac» logró acuerdos maquiavélicos con Intel, llegandose a imponer el concepto de «Wintel» acuñado por la campaña del terror contra Apple, argumentado que sus equipos eran caros e incompatibles, además de ello, vender sus PCs con Windows preinstalado, en esos tiempos ayudó mucho a crecer y dominar el mercado de las computadoras hasta el día de hoy.

Su dependencia de Intel parece condenada a terminar, pues Microsoft  está trabajando en diseños de procesadores internos para su uso en servidores , lo que se suma a un esfuerzo de toda la industria para reducir la dependencia de la tecnología de chips de Intel  y según un reporte de Bloomberg, el  fabricante de software más grande del mundo está utilizando los diseños de ARM para producir un procesador que se utilizará en sus centros de datos.

También está explorando el uso de otro chip que alimentaría algunas de sus portátiles  Surface y esta decisión  es un gran compromiso de Microsoft para abastecerse de la pieza más importante del hardware que utiliza.

Por supuesto, los representantes de Microsoft y ARM no comentaron el informe del medio estadounidense.

, , , , ,