Ingeniero «padre de los chips A13» de los iPhones es demandado por Apple y acusado contra demanda

Será sin duda, el guión para una gran película que podríamos ver en Apple TV+, digna de los tiempos de John Grishman pues están todos los ingredientes para darle a la audiencia un gran contenido, de intrigas, espionajes y varios otras aristas que recién comienzan a aflorar tras una publicación hecha por Bloomberg.

Gerard Williams III, el «padre» de los chips de Apple, responsable desde los A5 hasta el actual A13, y exejecutivo de Apple, era un miembro clave del equipo que alimentan el iPhone y el iPad, se vio envuelto en una disputa legal con Appledespués de que la compañía lo demandó por incumplimiento de contrato y ha respondido contra demandando a  Apple, acusándola de que invadió  su privacidad para entablar una demanda en su contra.

El exejecutivo  dejó Apple en febrero, para comenzar una nueva compañía,  llamada Nuvia, junto con otros  desarrolladores de Apple y según Bloomberg, Apple demandó a  Williams en agosto pasado por incumplimiento de contrato argumentando que su acuerdo de propiedad intelectual con Apple le impedía participar en cualquier actividad comercial que sea «competitiva o directamente relacionada con el negocio o los productos de Apple».

Gerard Williams III

Williams, por supuesto, impugnó de inmediato las afirmaciones de Apple, sobre la base de que las cláusulas anticompetitivas generalmente no son ejecutables según la Ley de California, pero también al declarar y acusar a Apple de una «invasión de privacidad excesiva» al monitorear sus mensajes de texto confidenciales.

En la teoría de Apple, si un empleado de Apple habla (o envía mensajes de texto) a otro empleado que transmite críticas a las estrategias o decisiones de Apple, esa discusión es en sí misma una supuesta «solicitud» ilegal de abandonar Apple. En los escritos judiciales  en las que Apple presentó la demanda contra Williams dejaron en claro que la compañía no solo había revisado sus mensajes de texto, sino que también tenía acceso a sus registros telefónicos y sitúa un escenario de «Hollywood» pues es un director ssnior de confianza con años de experiencia y con acceso a la información más valiosa de Apple que  inicia en secreto una compañía que compite y  que aprovecha la tecnología en la que el director estaba trabajando, y con los mismos equipos con los que estaba trabajando, mientras Apple todavía lo empleaba.

Si bien el trabajo público de Apple es en chips móviles que no parecerían competir de inmediato con los chips de  Nuvia, Apple dijo en su demanda que «ha considerado diseñar servidores y ha  investigado y desarrollado importantes aplicaciones relacionadas con el servidor tecnología para optimizar el rendimiento de los servidores utilizados en sus propias operaciones y trabajo de desarrollo».

Williams tiene una audiencia programada para el 21 de enero para tratar de desestimar el caso y sus abogados afirman que la demanda de Apple es un esfuerzo por cortar toda opción de trabajo a Williams

El caso es Apple Inc v. Williams III, 19-CV-352866, Tribunal Superior de California, Condado de Santa Clara (San José).

 

, , , , , , , , ,