Principal ensamblador de iPhone 14 en China advierte de duro golpe económico por retrasos en la producción

 

La abrupta alteración en los planes de producción del iPhone 14 Pro en las plantas de Foxconn debido a un rebrote en las condiciones sanitarias adversas, llevó incluso a a propia Apple ha emitir un comunicado de alerta a sus usuarios e inversionistas.

El flujo de entregas está complicado y comprar hoy un iPhone 14 Pro Max en línea en una App Store de EE.UU tiene una entrega que podría pasar la fecha de Navidad, co la consiguiente frustración de los usuarios.

Pero ello también golpeará el trimestre de la firma de ensamblaje, pues Foxconn ahora ha emitido una advertencia sobre el impacto en sus propias perspectivas para el trimestre actual.

Hace dos semanas, Foxconn confirmó los informes de que había habido un brote de COVID-19 dentro de la planta de iPhone más grande del mundo, en Zhengzhou, China. En ese momento, la compañía dijo que el impacto en la producción del iPhone 14 era «controlable».

Según complementa Bloomberg, el  fabricante de la mayoría de los iPhones del mundo, advirtió que los ingresos por productos electrónicos de consumo caerán este trimestre mientras lidia con un brote de covid-19 que aisló su principal base de producción en el centro de China.

Por su parte, el gobierno chino está bajo una presión política y económica cada vez mayor para poner fin a su política de cero COVID-19, que tiene como objetivo utilizar bloqueos en toda la ciudad para erradicar el virus del país.

Los chinos expresan su frustración y las restricciones, mientras que las empresas luchan por mantener sus operaciones durante los cierres.