Análisis : Xiaomi es lo mejor y lo peor que le ha pasado a Android

El panorama de Android de 2011 estaba lejos de ser ideal para el comprador  con escaso presupuesto.

Algunos de los teléfonos más populares para esos años eran los  HTC, Samsung Galaxy Mini entre los más populares y con ventas globales.
Tuvo que aparecer Xiaomi para cambiar el valor de los teléfonos inteligentes tal como los conocemos, y 11 años después, el impacto de la compañía en la industria de los teléfonos inteligentes lo niega nadie.
Comprender el alcance de la contribución de Xiaomi al espacio de los teléfonos inteligentes requiere un poco de contexto histórico.
Cuando la empresa presentó su primer teléfono en 2011, Nokia seguía siendo un jugador dominante con Symbian como su sistema operativo de elecciónmientras  Samsung ya se había convertido en el mayor jugador de Android y HTC seguía siendo relevante. Sin embargo, ninguna de estas marcas tenía teléfonos inteligentes realmente atractivos y asequibles.
Al día de hoy, la industria gira  gira en torno al concepto de valor.
EL DESPEGUE
Todo comenzó con el Xiaomi Mi 1, que se lanzó con el potente conjunto de chips Snapdragon S3, 1 GB de RAM y una pantalla de alta resolución. Mientras que su principal competidor, el bSamsung Galaxy S2,ofrecía especificaciones similares, el Mi 1 era cientos de dólares más barato. Se estableció el tono para todo lo que siguió.
 Xiaomi estaba lista para internacionalizarse. Con el lanzamiento del Mi 3, Xiaomi perfeccionó su modelo de venta de teléfonos con márgenes de ganancia mínimos, y las ventas flash a través de escaparates solo en línea se convirtieron en la norma. Ambas estrategias ayudaron a reducir los márgenes de los distribuidores y el costo de mantener grandes inventario. Xiaomi movió 18,7 millones de unidades del Mi 3 en el año y los inventarios internacionales se agotaron en minutos.
Al limitar sus márgenes de beneficio a solo el 5 % después de impuestos en 2018, Xiaomi aseguró aún más su competitividad, pero el camino hacia la rentabilidad estaba pavimentado con más que solo teléfonos inteligentes, y Xiaomi tenía un truco más bajo la manga.
Xiaomi fue pionero en  agregar mejoras de software y su hardware.
Si bien  no ganó mucho en hardware, el negocio de software de venta de acceso a medios, temas, fondos de pantalla, tonos de llamada, transmisión de música y más sigue siendo un importante generador de ingresos. De hecho, la empresa se autodenomina empresa de Internet en lugar de empresa de hardware. (MI)
Es posible que Xiaomi se haya alejado de los anuncios, pero dejó un daño duradero en la percepción de Android como sistema operativo.
Hoy, Xiaomi se ha abstenido de incluir anuncios en su teléfono. Sin embargo, el estigma del software plagado de anuncios se ha adherido a la marca.
De hecho, también se podría decir que hizo un daño duradero a la percepción del propio Android. Incluso hoy en día, los teléfonos Android económicos son criticados por la práctica, aunque ya no es tan común como solía ser.
Xiaomi puso en marcha muchos de los mejores estándares orientados al valor en el espacio de Android en la actualidad, incluso si también introdujo algunas prácticas presupuestarias cuestionables en el camino.
, , ,