Demanda por teléfonos Android y iPhones con pantallas de mayor tamaño y mejor tecnología podrían explicar fracaso del iPhone SE y mini

Mario Romero.- Los fabricantes de teléfonos Android y Apple en su reducto, han ido ampliando la capacidad no solo de mayor número de cámaras según avanza la tecnología, sino que además de ello, suman mejor calidad de pantalla y por ende, un tamaño aún mayor.

Eso explica de cierto modo las bajas ventas que han reportado sobre iPhone SE 2022, que ofrece un poderoso procesador A15, el mismo del gigantón iPhone 13, pero que sacrifica no solo calidad de pantalla (LCD) sino que es actualmente el más pequeño del mercado con tan solo 4.7 pulgadas.

En la vereda del frente solo quedaría dando vueltas un Nokia C1 de 5.45 pulgadas disponible aún para comprarse en Chile y otros países de Latinoamérica, pero la tendencia pareciera ser irreversible en torno a ofrecer teléfonos que se sitúan como piso cerca de las 6 pulgadas.

Atrás quedaron los tiempos de las versiones «mini» de Samsung, Sony Ericsson y tantos otros que luego de ofrecer un teléfono de gama alta de 5.5 pulgadas hace unos años atrás (considerada gigante para la época) luego sacaban un tamaño más compacto para otro tipo de usuarios, lo que con el correr del tiempo, se han ido decantando por modelos con pantallas más grandes.

No es un tema si son curvas o planas, sino de poder ver de mejor manera.

De hecho el mismo iPhone mini (tanto 12 como 13) se sitúan en el rango de las 5.4 pulgadas, y todo indica que no logró conquistar a sus propios usuarios, pues según cifras de ventas en EE.UU aportadas por CIRP, demuestran que el iPhone 11 de 6.1 pulgadas es de los que logró obtener más ventas.

Y ello se replica además en otros mercados, como Europa, donde teléfonos Xiaomi, Samsung y otros fabricantes, suman más adeptos por el hecho de ofrecer más tamaño de pantalla. Acá la discusión de fondo no es si son pantallas LCD, HD o 2K OLED, sino que el solo hecho de ofrecer una buena experiencia visual está cada vez más asumida.

De hecho, muchos teléfonos gama media de Xiaomi con pantallas de 6 pulgadas de promedio, además ofrecen sonido stereo, brindado a los usuarios, poder experimentar una inmersión mucho mayor al momento de jugar o consumir contenido y todo indica que el resto de la industria, especialmente china, lo ha asumido rápidamente, pues entre el resto de los fabricantes, cuesta muchísimo encontrar modelos inferiores a las 6 pulgadas de tamaño de pantalla, más allá si no Full HD, 2 K o si se ofrecen como LCD u OLED.

Muchos usuarios en diversas encuestas, manifestaban que el tamaño de los teléfonos sobre las 6 pulgadas era bastante incómodo para poder ponerlos en el bolsillo de la camisa o el pantalón, sin embargo, con los nuevos diseños compactos, donde hay un mejor aprovechamiento de la superficie, actualmente es más frecuente ver teléfonos de pantalla de mayor tamaño pero manteniendo el diseño de dispositivos que hasta hace unos años ofrecían pantallas de hasta 4.7 pulgadas.

Hoy prácticamente hay menos bordes y son muchos los fabricantes que están apostando al «todo en pantalla» incluso apuntan a mejorar la tecnología de cámara bajo la pantalla (UDC) y así olvidarse de muescas y agujeros.

Habrá que ver cuánto tarda Apple en asumirlo y no quedarse rezagada con su muesca, que pese a  estar asumida y ser un factor de diseño diferenciador, a estas alturas, luce bastante anticuada al ver teléfonos Android cada vez con mayor cobertura completa de pantallas.

Al final, será el usuario el que decida.

, , , , , , ,