Apple abandona diseño elevado y hasta inútil de Jon Ive por el pragmatismo de Tim Cook

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

 

Un referente de la era Jobs con quien trabajó, diseñó y proyectó la imagen de productos únicos, pero que al paso de los años, generaron el efecto bumeran, pues Apple debía priorizar funcionalidad más que un estética demasiado rebuscada, y probablemente el nombre y la figura de Jon Ive, clave en tantos diseños de productos, al final complicó a la empresa.

Jobs, priorizó junto con Ive la forma sobre la función, y ha sido Tim Cook quien llegó para cambiarlo a un sentido más práctico y aterrizado.

Con la llegada de Cook como CEO, Jony Ive dejó el rol de diseñador, siendo su cúlmine el Apple Watch, y si bien permaneció dentro de la compañía, su renuncia solo se hizo realidad en 2019 para formar su propia compañía de  diseño, pero su legado es innegable.

Bajo su mente creativa, fue quien diseño en 2013 el iMac, de sus bocetos, el iPod, iPad y, lo que es más significativo, el iPhone.

Desde que Ive dejó Apple, parece ser que todo a vuelto a priorizar lo funcional más que “lucir bonito”.

Basta con ver que el nuevo MacBook Pro, dejó atrás dos íconos creativos de Jon Ive, su hermosa pero a la vez inútil Touch Bar, y de nuevo la reformulación del  llamado teclado “mariposa”, que hacía que el dispositivo fuera más delgado pero convertía la experiencia de  la escritura en un dolor de manos.

Ive fue quien empujó la idea de cercenar entradas en pos de hacerlo dependiente del iCloud, pero sabemos que ese argumento es engañoso y el pragmatismo de Tim Cook ha demostrado que no solo se depende de un diseño realista, sino que además de ello, eliminar las “i” no hacía tanto daño.

Los resultados están a la vista.

, , , , ,