Apple no quiere más filtraciones y endurece medidas de seguridad contra proveedores y ensambladores

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Casi todos los años, Apple anuncia que tomará medidas contra las filtraciones, pues en al menos los últimos cuatro años, las presentaciones de productos de la compañía, sean iPhones, MacBooks u otros, finalmente pierden fuelle debido a que se han estado viendo previamente por meses en diversos medios y redes sociales.

En línea con la idea de evitar más esta situación, Apple actualizó recientemente sus pautas de seguridad para sus socios de fabricación, implementando medidas más estrictas en las fábricas para evitar filtraciones, según un documento interno el cual fue publicado por el sitio The Information.

Los cambios exigen que los partners de Apple ya no pueden recopilar datos biométricos como huellas dactilares o escaneos faciales de los empleados de Apple que visitan sus instalaciones. Sin embargo, la nueva regla no se aplica a los trabajadores de las fábricas, y del mismo modo, se solicita ahora que deberán realizar verificaciones de antecedentes penales en todos los trabajadores de la línea de montaje que trabajan en productos Apple que no han salido al mercado.

Se menciona que en caso de situaciones de personal con datos penales, los proveedores deberán abstenerse de dejarlos siquiera entrar a la planta.

El plan de Apple basado en un sistema informático instalado en algunas fábricas pretende determinar cuánto tiempo deben permanecer las piezas en una estación de producción antes de trasladarse a otra. Si un componente sensible en tránsito tarda un tiempo inusualmente largo en llegar a su destino, se activarán las alarmas de seguridad y así se evita dejar un modelo expuesto.

De la misma forma, los guardias de las fábricas en los puestos de control deben mantener registros detallados del movimiento de los trabajadores que transportan piezas sensibles de un área a otra y los visitantes de la fábrica ahora deben presentar una identificación emitida por el gobierno.

Las grabaciones de video que muestran la destrucción de prototipos y piezas defectuosas ahora deben conservarse durante al menos 180 días.

Ahora habría que ver si toda esa batería de controles, evitará lo “inevitable”.

, , , , ,