Nuevo CEO de Intel : “Apple es nuestro rival a vencer y debemos tener chips tan buenos como los de ellos”

Comparte con confianza
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Hasta la Ley de Moore se está estremecido en las estructuras de Intel, pues luego de semanas de presiones internas, las que le costaron la renuncia del CEO Bob Swan e inmediata asunción de Pat Gelsinger, las promesas de cambios no se han dejado esperar,  con un mensaje y objetivo directo : Apple.

A Intel la fórmula se le agotó y la constante de “reciclar” chips hasta el hartazgo, (de hecho hasta ahora mismo vemos un “Pentium Gold” vendiendo como algo novedoso) le ha pasado la cuenta, sumando el atasco en cómo adaptarse a mejorar sus márgenes, sistemas de producción y la constante negación de externalizar su producción.

El golpe de timón no se ha hecho esperar, al menos en los discursos, pues Gelsinger ha señalado que Intel debe ofrecer  mejores productos al ecosistema de PCs y portátiles que haga una empresa de estilo de vida … como una que está en Cupertino”.

“Tenemos que ser así de buenos, en el futuro.. Apple es nuestro rival a vencer”.

NUEVO CEO DE INTEL PAT GELSINGER

El nuevo CEO promete vencer a Apple en el diseño de procesadores potentes, pero se sabe que al menos en el corto plazo  es una tarea difícil, dado lo bien que se ha desempeñado el procesador M1 y Apple acaba de comenzar su transición de Intel a Apple Silicon, perdiendo Intel de paso, a uno de sus grandes clientes.

Intel deberá definir rápidamente si  continuará fabricando chips con la esperanza de superar finalmente el proceso de 7 nm, o vender sus fundiciones de chips y subcontratar su fabricación de chips a otras empresas como TSMC, pero al parecer, por ahora “hay que sacar hora de atención” para ser atendidos.

El medio local Oregon Live dice que la empresa anunciará una decisión para cuando se publiquen las ganancias del cuarto trimestre y el hecho de renunciar  a la fabricación de chips tendría enormes consecuencias para la empresa y sus  21.000 empleados de Oregón y gasta miles de millones de dólares cada año en sus fábricas, siendo la de Bevearton, al norte de Portland, la más relevante.

El portafolio de productos de Intel ya está establecida hasta 2022, por lo que debe decidir si comenzará a fabricar en China en 2023 en el corto plazo, más aún con la reciente presentación de su nuevo procesador denominado “Alder Lake” utilizando el proceso de 10 nm envejecido.

, , , , , , ,