Denuncian que app proveedora del Gobierno de EE.UU paga a desarrolladores para que incluyan código de seguimiento a usuarios

EE.UU ha arremetido con fuerza contra China, golpeando su exitoso mercado de apps como TikTok y WeChat, que de paso afecta a uno de los juegos más populares como Fortnite. Esta estrategia de la administración de Donald Trump no solo comenzó contra Huawei, sino que se ha empeñado en “limpiar” su país de apps Chinas, consideradas un peligro para la seguridad nacional por espiar a sus ciudadanos y enviar datos al PC Chino.

Pero de espionajes o de datos personales, las apps de ambos lados intrusean bastante pues, un reporte de WSJ da cuenta que el gobierno de EE. UU. tiene un proveedor que integra software de seguimiento en más de 500 aplicaciones móviles utilizadas por ciudadanos estadounidenses. La firma  se llama Anomaly Six  y tiene su sede en Virginia, la cual paga a  los desarrolladores de aplicaciones móviles para que incluyan un código de seguimiento de desarrollo propio dentro de sus aplicaciones.

Luego, los rastreadores recopilan datos anónimos de teléfonos que ejecutan dichas aplicaciones. Anomaly Six luego recopila los datos y los vende al gobierno de EE. UU. Si se tratara de aplicaciones chinas que llevaran tales códigos de seguimiento, Internet estaría en llamas en este momento, pero aquí hay un doble standard.

El informe incluso aclara que aparentemente no hay nada legalmente incorrecto en lo que hace la empresa siempre que los datos no se vendan con fines comerciales, como publicidad o marketing. Sin embargo, hay motivos para preocuparse a pesar de que se dice que los datos están anonimizados pues WSJ señala que hay varias formas en las que estos datos «anónimos» se pueden utilizar para averiguar quién es el propietario del dispositivo.

Por ejemplo, es probable que el dispositivo esté inactivo durante la noche mientras el propietario duerme, y la ubicación del dispositivo en ese momento probablemente sea la casa del propietario. Una vez que se obtiene esa información, no es difícil comenzar a decodificar otros hábitos de los usuarios, como dónde trabajan, qué usan para desplazarse, dónde salen a comer, etc. En otras palabras, se puede rastrear a las personas usando estos datos.

Aunque Anomaly Six ha confirmado el informe, se negó a mencionar las aplicaciones con las que tiene asociaciones.

, , ,