Se acorta la diferencia de precios gama alta de Huawei, OnePlus y Xiaomi versus un Samsung o iPhone

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Uno de los mejores argumentos de venta esgrimidos por los fabricantes chinos en general durante los últimos años, fue el poder ofrecer dispositivos de calidad, de gama alta y a un precio que podría representar la mitad o un poco más de lo que se podía comprar un equivalente en las marcas Samsung o iPhone.

Los fabricantes chinos comenzaron a ofrecer sus teléfonos inteligentes, con prestaciones reservadas hasta entonces a dispositivos de gama alta, gracias a que compañías emergentes contaban entonces con una estructura de negocios manejable y pudieron dar el salto a la masificación  y expansión mundial.

2017 

En 2017, el fabricante chino OnePlus ofrecía su “gama alta” OnePlus5T con pantalla de 6 pulgadas a resolución 1080 x 2160 pixels, el último procesador de ese año, el Snapdragon 835 con 8GB y 128GB de almacenamiento interno, cámara dual de 16 MP + 20 MP, cámara frontal de 16 MP, batería de 3300 mAh a un precio en EE.UU de US$499.- cuando el mismo año Apple estrenaba su iPhone X, dando un salto enorme en tecnología, estrenando FaceID y pantalla OLED pero a un precio de US$999.-.

OnePlus 5T

También tenías a mano el Samsung Note 8 con doble cámara, SPen, una gran pantalla y a un precio similar de US$980.-

Samsung Note 8

Ante ello, otro fabricante chino, que ya entonces daba que hablar, era Huawei que anunciaba su Huawei Mate 10 Pro, con doble cámara de la mano de Leica y que con procesador hecho en casa, se posicionaba como una gran opción por un precio de entrada de US$760.- por lo que aún quedaba margen.

Xiaomi, otro emergente chino, ofrecía entonces su “gama alta”  con su Mi Mix 2, que aportaba bastante innovación y diseño “por solo” US$499.-

El innovador Mi Mix 2 de Xiaomi

2018

Si bien las diferencias eran notorias hace tres años, los venideros fueron acortando la brecha, con un OnePlus 6T que echaba mano al procesador Snapdragon 845, una configuración similar, agregando doble cámara y sensor frontal, adoptando entonces la famosa y nunca del todo feliz muesca, por un precio de US$599.-

Huawei estrenaba su P20, que fortalecía y renovaba su apuesta fotográfica de doble cámara, estrenaba pantalla curva a un precio US$699.- y Xiaomi daba su pelea en el mercado de gama alta con su Mi Mix 3 que ofrecía pantalla AMOLED de 6,4 pulgadas y resolución  FullHD+ y que es el primero con sistema de cámara deslizante, y de la mano de Snapdragon 845 a un precio de US$569.-

Huawei P30 Pro

Xiaomi MI Mix 3

Los competidores “caros” seguían marcando diferencias pues en la vereda del frente teníamos a Samsung con su Galaxy S9+, con triple cámara trasera, procesador Exynos, o escasamente encontrabas la versión con Snapdragon, y una pantalla de 6,3, sonido stereo, no jack de audio por un precio desde US$999.- y Apple lanzaba su trio de iPhones XR, Xs y Xs Max, siendo estos dos últimos los referentes a competir, con un FaceID imbatible, un procesador de los más rápidos, doble cámara pero sin gran angular ni modo noche, a un precio base para el modelo iPhone Xs Max de US$1.300.-, el año en que sin duda, Apple se arrancó con los precios, pero vendió igual.

Samsung Galaxy S9+

El Trío iPhone XR, Xs y Xs Max

2019

Ya el año recién pasado, las señales de un ajuste al alza en los precios de los teléfonos de fabricantes chinos se dejó ver en los mercados, tomando como referencia que el OnePlus 7TPro, con Snapdragon 855 Plus, una actualización menor del modelo lanzado meses antes, se ofrecía a un precio de entrada de US$799.- con atributos como una pantalla QHD de 6,67″ a 90hz de refresco, triple cámara, con ultra wide y un modo noche no muy bien logrado.

Huawei vivió el año pasado dos partes, la primera con su P30 Pro, el dispositivo para fotografías por excelencia, que se llenó de elogios, pero que empinó su precio en los mercados con un piso de US$1.150.- mientras que Xiaomi mantuvo su cuota de distancia al ofrecer su Xiaomi MI9T (también conocido como CC9 Pro en otros mercados) con Snapdragon 855 a un precio de US$599.-

Huawei P30 Pro

En septiembre, Huawei estrenaba su Mate 30 Pro, con una renovada apuesta en cámaras Leica, una pantalla mucho más curva, pero era el primero sin poder ofrecer los servicios de Google a un precio base de US$1.100.-

Samsung estrenó su S10+ basándose en más ser una actualización del modelo anterior, que ofrecer mejoras innovadoras, más allá de incorporar gran angular y un modo noche renovado a un precio de entrada de US$1.100.- en momentos en que Apple con su iPhone 11 Pro Max (el equivalente) estrenaba una solución de triple cámara trasera, gran angular  y un modo noche destacable por un precio de entrada de US$1.199.-

Samsung S10+

2020

Xiaomi estrenó en febrero pasado, al menos en China su Xiaomi Mi10 Pro, el primero con Snapdragon 865 y ofreciendo una cámara de 108MPs, a un precio “desde” US$699.- que si bien es un valor muy atractivo en relación a sus prestaciones de gama alta, acorta notoriamente la brecha de precios con las marcas no chinas con las que compite.

Xiaomi MI 10 Pro

OnePlus por su parte, a través de su propio CEO, adelantó que la línea de teléfonos OnePlus 8, que se esperan se lancen en abril próximo, serán más caros “debido a los costos del 5G” (sic) con precio que debería situarse en los US$850.-

Ya Samsung estrenó su línea S con el Samsung Galaxy S20 Ultra, ofreciendo chip propio o su opción de Snapdragon 865, más una cámara de 108MPs y un zoom de 100x entre otras novedades, especialmente orientadas al apartado de cámara y video, con un precio de entrada de US$1.399.-, siendo el más caro de la compañía surcoreana lanzado hasta ahora.

Huawei por su parte anunciará el 26 de marzo próximo su serie P40, esperando que el modelo “tope de línea” sea el P40 Pro, sin los servicios de Google y a un precio de entrada (aún no confirmado) de US$1.200.-

COMENTARIO

En tres años de competencia, está claro que los teléfonos Android llevan la delantera en términos de oferta, variedad y prestaciones, pero también hay que tener en cuenta que esa gran promesa de ofrecer “Más por menos” se ha ido reduciendo, y donde vemos que Huawei y OnePlus ya dejaron de ser una opción (en gama alta) por precio respecto de Samsung o Apple, y donde entra la eterna discusión sobre qué ofrece uno y qué gana el usuario al elegir otra alternativa.

Algo que sin duda pasa, por sobretodo, el presupuesto que asigne cada uno, lo que realmente puede pagar y por sobretodas las cosas, lo que realmente espera de un teléfono, si estamos remitidos a los de gama alta.

Del mismo modo y sin dar preferencia alguna, solo mencionar que hasta ahora, el único fabricante que presenta un margen menor, es Xiaomi, pero desde 2017 a la fecha, en gama alta, la diferencia de precios se ha ido reduciendo ostensiblemente.

OBSERVACIONES

Otro factor no menor es que algunos gama alta de precio elevado, como Huawei P30 y Mate 30 Pro junto con los últimos Xiaomi,  aún ofrecen resoluciones de gama media, es decir, pantallas FHD AMOLED y no realmente QHD o intermedias como son los casos de Samsung y Apple, así como carecen de sonido stéreo (solo Xiaomi Mi 10 Pro y OnePlus 7TPro) y si bien todos son de cristal, algunos no usan la misma tecnología Gorilla Glass.

** Precios publicados corresponden a los informados por cada una de las marcas al momento de su salida al mercado en EE.UU y/o Europa.

, , , , , , , , , , , , , , , ,