FBI usó GrayKey para desbloquear iPhone 11 Pro Max y podría acceder a los iPhones usados por delincuente en Florida

El tuit del Presidente Donald Trump presionando a Apple para que liberase el acceso a dos iPhones usados por un delicuente en una Base Naval de Pensacola, Florida, ha generado que el fabricante se mantenga firme en sus convicciones en torno a la privacidad, mientras arrecian las presiones del FBI para lograr tener «vía libre» a los dispositivos de Apple y quizás es el fondo de la discusión.

Analistas se preguntan por qué el FBI necesita la ayuda de Apple, existiendo muchas herramientas disponibles de compañías externas que son más que capaces de desbloquear el iPhone 5 y el iPhone 7 utilizados por el delicuente de Pensacola y reforzando ese punto,  un nuevo informe de Forbes dice que el FBI recientemente utilizó una de esas herramientas del mercado negro para desbloquear el iPhone más nuevo, y en teoría el más seguro, que Apple vende.

Según el informe, los investigadores del FBI  usaron la caja de hardware GrayKey para desbloquear un iPhone 11 Pro Max en otro caso policial, el cual estaba bloqueado con un código de acceso.

La cajita feliz GrayKey

La GrayKey es una caja de hardware vendida por la firma forense Grayshift que ha sido utilizada por la policía y los investigadores para obtener acceso a iPhones bloqueados, y los  detalles sobre GrayKey generalmente se mantienen en secreto, incluido si funciona en los últimos sistemas operativos y iPhones de Apple.

Los dos iPhones utilizados por el tirador de Pensacola fueron un iPhone 5 y un iPhone 7 y por ser antiguos se  pueden desbloquear fácilmente utilizando soluciones de terceros.

La pregunta de fondo es por qué el FBI, el propio Presidente Trump, el fiscal general  y otros piden a Apple que rompa el cifrado del iPhone?  y cuya respuesta más obvia es que se trata de un movimiento político, que apunta  a impulsar la legislación que requeriría que Apple y otras compañías tecnológicas incluyan puertas traseras en todo el hardware y software y además, con el hecho de que Apple construyera puertas traseras en iOS y iPhone, el FBI ya no tendría que pagar a firmas como Grayshift y Cellebrite.

Con información de Forbes

, , , , ,