Las razones de por qué Donald Trump levantará el veto contra Huawei

Huawei es peligroso y Huawei nos espía.

Eso nos ha dicho el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump el jueves pasado con ocasión de un encuentro con la prensa acreditada en la Casa Blanca, discurso que ya su representante, Mike Pompeo se encargó de anticipar en su visita en Chile, donde se refirió en duros términos contra el fabricante chino.

Si bien en corto tiempo se han llenado líneas de texto, horas de videos y minutos de audio sobre el tema, lo concreto es que el veto de Trump a Huawei es simplemente un mecanismo que el mandatario tiene para negociar acuerdos comerciales con China.

La razón es que hoy EE.UU no es competitivo, no tiene cómo cubrir los costos de mano de obra ni menos la enorme infraestructura que está desplegada por toda China, con plantas de producción eficientes, más allá de los cuestionamientos sobre sus cumplimientos en materia de leyes laborales o si hay abuso en las condiciones de los trabajadores, pues a diferencia de Occidente, no hay “Union” o Sindicatos que puedan representarlos.

LA RAÍZ DEL VETO

En el 2012Huawei ZTE ( la otra firma china de telecomunicaciones) fueron objeto de una investigación para determinar si podían resultar un peligro para la seguridad de Estados Unidos y el informe del Congreso de EEUU determinó que “Huawei no cooperó por completo con la investigación y no estuvo dispuesta a explicar su relación con el Gobierno chino o con el Partido Comunista Chino, mientras existen pruebas creíbles de que no cumple con las leyes de EEUU”.

Según el informe las sospechas es que ambas empresas  ayudan al Gobierno chino a espiar a sus ciudadanos y podrían hacer lo mismo en el resto del mundo.

Lo concreto es que llevamos años en esto y jamás se ha demostrado ninguna evidencia de espionaje y muy por el contrario, en el último año, han sido empresas estadounidenses como la misma Facebook, cuyo CEO Mark Zuckerberg, ha debido asumir sus culpas públicamente ante el mismo Congreso y ante el mundo asumir que vendió los datos de millones de usuarios y que ha creado herramientas que no respetan la privacidad, una forma elegante de decirnos que ellos espían, pero de otra forma.

CEO de Facebook Mark Zuckerberg ante Congreso de EE.UU y declarando por venta de datos caso Cambridge Analítica

LOS DOS BLOQUES

Han caido los muros, las ideologías van y vienen, pero el capitalismo y un comunismo- capitalista como el chino se enfrentan en pleno Siglo XXI pues a razón de que EE.UU quedó rezagado en mano de obra, no le queda más que recurrir a los impuestos vía aranceles.

Lo de Huawei – espía – enemigo – público es hoy día un adorno que sirve de ingrediente sabroso para revivir a John Grisham con material para muchos bestsellers.

Incluso, el hecho de que se le impida a Huawei participar en licitaciones de infraestructura 5G obedece a que los costos de montar una red de torres es irrisoria versus lo que costaría a cualquier compañía estadounidense, y el ser dueño de esas torres, da poder.

TRUMP LEVANTARÁ EL VETO A HUAWEI

La orden del Gobierno de EE.UU establece que Huawei es considerada “Asunto de Seguridad Nacional” por lo que la administración de Trump decretó que toda empresa estadounidense debía de terminar de inmediato sus relaciones comerciales con la empresa china, pues más que multas, pueden haber sanciones incluso mucho más serías, por ello el “efecto dominó” no se dejó esperar y el mismo 19 de mayo, Google comenzó con lo que se conoce como la arremetida contra Huawei, avisando que debía cortar sus servicios de inmediato pero que posteriormente fueron “sanciones suavizadas” con vigencia desde el 19 de agosto bajo el argumento de que Huawei debía “respaldar sus datos”.

A ello se han ido sumando Intel, Qualcomm, ARM, operadores asiáticos (por presiones de RR.EE) Panasonic, Vodafone y Asociaciones de SD y la Alianza de WIFI.

Un escenario terrible, mientras desde China su fundador recurre a lo que los mismos estadounidenses saben hacer “por libro” y es la prensa. Por ello hemos visto muchas entrevistas de su fundador Ren Zhengfei, en Bloomberg, CNBC y otros medios realmente influyentes con frases muy bien cuidadas como ” Si Apple fuese amenazada en China, sería el primero en defenderla”. (De libro esencial de RR.PP)

Ren Zhengfei – Fundador Huawei

Huawei ha aprendido del rigor, y sabe que está en medio de una vorágine que deberá terminar con ocasión de la reunión del G20 a realizarse en Japón a fines de junio y donde los dos mandatarios se reunirán, se estrecharán la mano, sonreirán a las cámaras y algún discursillo saldrá a dar la vuelta al mundo.

Trump solo toma a Huawei como un elemento disuasivo, convertirlo en perturbador como si fuese Thanos para los estadounidenses, pues hay elecciones el próximo año y el camino se cimenta desde ya.

Si Huawei nos espía, a estas alturas poco o nada importa, es el segundo fabricante de teléfonos y es también una amenaza para la surocoreana Samsung (segunda en ventas en EE.UU) y por supuesto rival directa de Apple, y ello EE.UU debe cuidarlo.

Pese a todo,  a lo pedante que puede resultar a la vista Donald Trump,  y mucho antes de lo que esperamos, levantará el veto a Huawei, pues este escenario no resiste más y podría tener consecuencias realmente catastróficas para la economía de todo el mundo.

Si China ha actuado esta vez con real paciencia oriental es por algo, ya que podrían tomar represalias que impliquen, por ejemplo, el cierre de las plantas de Foxconn o Pegatron, encargadas de ensamblar los iPhones, talón de Aquiles de Trump, no porque se lleve bien con Tim Coook, sino por un tema de patriotismo.

Trump como nos tiene acostumbrados, ha sido protagonista, como le gusta tanto, pero sabe que la “bravata” se debe terminar pronto y Huawei deberá focalizar sus esfuerzos en reconstruir su imagen, que sin lugar a dudas, saldrá fortalecida gracias a (paradójicamente) Donald Trump.

Es cosa de tiempo, mucho menos de lo que pensamos

Mario Romero, Editor TransMedia.cl

 

, , , , , , , ,

Deja una respuesta