Apple podría dejar a Intel y optar por AMD en sus MacBooks más pronto de lo esperado

Apple lleva bastante tiempo con la idea de depender de si misma en el apartado de procesadores, dejando de lado a Intel, saltar a arquitectura ARM, y en esa línea  ha ido creando sus propios procesadores (fabricados por TSMC) y de esa manera ir abriendo el camino.

Un gran paso en esa línea son los  procesadores T2 que actualmente Apple integra en algunas líneas de producto, pero falta el empujón para producir un   chip tipo A12X  que pueda usarse en una MacBook .

Hace  sentido desde la perspectiva de la relación entre potencia y rendimiento y la relación costo-rendimiento, pues con ello sitúa a Apple con el control total de toda su plataforma y le permite a la compañía innovar de una forma que no puede actualmente pues el «cerebro» aún es de Intel.

Analistas hablan de que es necesaria una transición de macOS a ARM y que Apple produzca computadoras con sus propias CPU y GPU, pero esa transición llevará años,  pero todo indica que el camino va por el sendero de AMD y no de Intel.

Los chips  AMD  Ryzen de tercera generación   harán más que darle una oportunidad pues de acuerdo a mediciones de rendimiento (y precio) supera a Intel en casi todas las tareas, excepto en los juegos de gama alta, pero claramente las Macs y los gamers no son muy amigos.

En la reciente CES, la firma AMD presentó una nueva línea de chips de 7nm que de acuerdo a diversos medios técnicos especializados, superarían con holgura a Intel en los rangos que Apple necesita, sabiendo que el fabricante de las Macs no se molesta en vender caro.

CEO de AMD presentado en CES el último chip Ryxen de 7nm

Pero ciertamente no quiere pagar más por sus CPU de lo que tiene que hacerlo y además el rendimiento del A12X en el iPad Pro ya es lo suficientemente bueno para una MacBook delgada y liviana, pero es varias veces más lento que el procesador Intel iMac Pro de 18 núcleos del año anterior.

Podría incluso funcionar en las Mac delgadas y ligeras, la MacBook y la MacBook Air pues las personas los utilizan para navegar por la web, consultar el correo electrónico, escuchar música, ver videos y tal vez hacer un poco de creación de contenido ligero (edición de fotos modestas y similares).

Si macOS realiza la transición a ARM, los desarrolladores deberán trabajar mucho para volver a escribir las aplicaciones, pero las aplicaciones integradas de Apple pueden satisfacer casi por completo las necesidades de los consumidores del conjunto de MacBook Air o bien de una MacBook Pro de entrada.

Es cosa de tiempo, y mucho menos de lo que se cree.

Tú que opinas?

, , , , , , ,

Deja un comentario