Fin del conector Lightning por USB-C debería llegar a los iPhones de 2019

Comparte con confianza
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

A los MacBooks Pro, con y sin TouchBar, se reemplazó el clásico conector Mage Safe por la entrada USB-C, marcando una clara evolución en la familia Apple, que para muchos usuarios y analistas, era el paso lógico que debía seguirse en el afán de unificar estilos, criterios y evitar tanto cable y adaptador.

El hecho de que se replicara en los nuevos iPhone XS, XS Max y XR fue motivo de incesantes rumores, renders y cúmulos de información relacionada, hasta que solo quedaron en eso, tras la keynote de septiembre, la cual demostró que por ahora, Apple sigue manteniendo los conectores Lightning para sus iPhones.

Pero eso sería por ahora y el hecho de que los recientes iPads Pro hayan dejado el conector Lightning, es una señal de que el cambio viene y hay varias razones claras por las que Apple adoptaría el último estándar de carga para sus iPads puesto que los cables USB-C permiten quese conecte a un creciente número  de accesorios, incluidos Hubs y periféricos.

Sin mencionar que  el contar con USB-C ofrece velocidades de transferencia de datos y carga más rápidas que Lightning.

USB- C PARA EL IPHONE SI O SI … CUÁNDO?

Después de la revelación del iPad Pro, la especulación cambió a si Apple le dará al iPhone el mismo tratamiento USB-C y, al hacerlo, eliminará el conector Lightning de una vez por todas. Mover todo a USB-C puede parecer un próximo paso obvio, pero la transición puede no ser tan instantánea como se esperaba y hay que tener en cuenta que el iPhone y el iPad Pro se comercializan para un nicho diferente de consumidores.

Apple ve el iPad Pro como una tablet de productividad para profesionales, para que puedan retocar fotos en Photoshop o editar hojas de cálculo, entre otras labores, incluso poder dibujar sobre su superficie.

 

El dispositivo se acerca cada vez más al reemplazo de portátil, mientras que el iPhone, por otro lado, está destinado a los consumidores cotidianos, público masivo y por lo tanto, no necesita (con urgencia) los beneficios proporcionados por USB-C, pero sí podría apuntar a conquistar a muchos usuarios actuales e incluso del mundo Android.

Otra razón por la que Apple podría retrasar el cambio a USB-C es para mantener aún un standard de “cierta independencia y exclusividad”.

El cable Lightning, con seis años de existencia, se ha vuelto omnipresente. Incluso si no tienes un iPhone, es difícil evitar escuchar a otras personas que piden un cable de Apple para cargar sus dispositivos y con su cable patentado, Apple vende muchos de adaptadores Lightning e influye en el mercado de accesorios con su certificación Made for iPhone (MFi). (Es negocio para Apple y los cientos de proveedores en el entorno de los iPhones)

La consultora IDC sostiene que el desafío para Apple, con Lightning, es que es un puerto propietario para que puedan controlar no solo el standard, sino que también pueden garantizar que las cosas que se crean hayan recibido su sello de aprobación y siempre funcionarán de cierta manera.

ES COSA DE TIEMPO

Apple deberá hacer la  transición del conector Lightning del iPhone al puerto USB-C  pronto pues después de todo, repitiendo el mismo proceso que hizo con el conector de 30 pines, pero con la diferencia de que desde 2012, cuando ello ocurrió, el parque instalado de iPhones es de más de mil millones de usuarios, por lo que el proceso podría demorar más.

Ante ello, es posible que para septiembre de 2019 veamos los primeros iPhones con USB-C, de la mano quizás de algún adaptador Lightning hasta que los usuarios vayan migrando.

Fotos : Apple – Shutterstock

, , , , , , ,

Deja una respuesta