El reconocimiento facial de Samsung, Huawei y Xiaomi es mejor que el FaceID del iPhone?

Cuando Apple lanzó en 2017 su iPhone X, que no solo generó revuelo por cómo llamarlo (si  se decía equis, si diez romano, 10 o  si “iPhone por….” etc)  sino que además por renovar por primera vez en una década varios aspectos, no solo de diseño, insertando una muesca o notch, sino que eliminando para siempre cualquier contacto físico como fue la huella digital y el TouchID con 6 mil puntos de precisión a pasar a ofrecer 30 mil puntos de precisión con el flamante FaceID, lo que justificaba los sensores, y ese espacio negro superior en el frontal de la pantalla.

Resistido por los más puristas, el dueño del notch a poco andar comenzó a tener réplicas en el mundo Android, con Asus, LG y una docena de OEMs, para que a mediados de este mismo año, Huawei y Xiaomi, dos de los que más venden teléfonos en el mundo actualmente, también se sumaran con sus P20, Mate 20 y Xiaomi con Mi Mix 3 y prácticamente todos sus últimos modelos.

También se sumó a comienzos de octubre Google con sus Pixel en ambas versiones, dejando claro que Apple logró (pese a las burlas iniciales y a la difícil adaptación de parte de los clásicos)  imponer un diseño.

Pero no solo era la muesca como elemento decorativo, sino que es parte integrante de una tecnología que es el reconocimiento facial, que en el caso de Apple, ha sido el FaceID el que ha marcado un antes y un después en la industria y que ha sido replicada por distintos fabricantes con una mezcla de resultados.

EL RECONOCIMIENTO FACIAL EN ANDROID Y LOS FABRICANTES

El desbloqueo facial existe en Android, pero de manera desordenada y no organizada. Algunos de estos funcionan realmente bien, mientras que otros aún tienen la tarea incompleta, sin importar que tengan más cámaras o gran pantalla pues  todos comparten una cosa en común y es que son en su mayoría inútiles una vez que has pasado la pantalla de bloqueo. Si desea utilizar su cara para iniciar sesión en un administrador de contraseñas, aplicaciones bancarias o cualquier otra cosa, probablemente no tendrá suerte.

SAMSUNG

La tecnología de Samsung de reconocimiento facial se divide en dos, una de ellas es el iris, y otra el rostro, la cual en los últimos teléfonos como el S9+ y Note 9 han llegado mejoradas y son conocidas como Intelligent Scan, que son seguras  pero que aún tiene ciertas imprecisiones pues obliga a que el usuario deba situar la vista de cierta manera frente al dispositivo.

Sistema de Reconocimiento facial Samsung

Es importante destacar que la surcoreana ha sido una de las pocas que no ha sucumbido al notch y se ha mantenido firme a un frontal parejo y sin muescas. Los puntos de sensores de Samsung aún tienen tarea pendiente, pero se ayuda con el lector de huellas trasero tradicional.

HONOR – HUAWEI

La casa china probó en su marca secundaria Honor en 2017 el primer sistema de reconocimiento facial, más que un guiño a Apple con su Face ID, resultó ser un clon, el cual no se pudo evaluar pues es una marca que no llega a América de manera oficial. Se tuvo que esperar a que esta tecnología llegase a los Huawei, con gran presencia en Chile y México, en América y Europa en general, para poder saber de cómo Huawei ha hecho la tarea.

El Desbloqueo Facial Inteligente que realiza Huawei en sus teléfonos P20, P20 Pro, Mate 10, 10 Pro y los recién llegados Mate 20 y Mate 20 Pro, opera cuando el usuario tiene sus ojos están abiertos y utiliza la detección 2D, para que el teléfono no pueda ser desbloqueado haciendo uso de una foto o una pantalla.

FaceID by Huawei

 

  

Oferta de “Face ID by Xiaomi”

OPPO Y ONE PLUS

El desbloqueo facial de OnePlus no es muy seguro, pero funciona increíblemente rápido con solo la cámara frontal, mientras que el Oppo Find X se basan únicamente en el reconocimiento facial y han abandonado por completo el sensor de huellas dactilares, pues ahora apuntan al desblqueo inserto en la pantalla.

GOOGLE PIXEL

Pixel 3 y 3 XL de Google son probablemente uno de  los dos mejores teléfonos Android actualmente en el mercado con pantallas AMOLED, y que otorgan una experiencia de software fenomenal y proporcionan el mejor pack de software de cámara actualmente disponible en un teléfono inteligente, a lo que se suma la carga inalámbrica, un sensor rápido de huellas dactilares y la resistencia adecuada al agua, pero…. hay un gran pero.

Los Pixel 3  tienen su talón de Aquiles y dice relación con la ausencia de un sistema de desbloqueo facial, pues el Pixel 3 ignora que el desbloqueo facial es una cosa.

LA CULPA SERÁ DE ANDROID PIE O DE LOS DESARROLLADORES?

Con Android 9 Pie, una de las nuevas características es algo llamado API BiometricPrompt.  y en el blog de Google se menciona que a partir de Android P, los desarrolladores podrán  usar esta API  para integrar la autenticación biométrica en sus apps  y con un nivel  de seguridad consistente en todos los dispositivos en los que se ejecute.

En simple, esta API hace que sea más fácil que nunca para los desarrolladores ofrecer autenticación biométrica con sus aplicaciones para sensores de huellas dactilares y sistemas de desbloqueo facial.  

El tema de fondo parece ser que no está resuelto puesto que Google simplemente ignoró que el desbloqueo facial es una cosa y se quedó con el sensor de huellas dactilares como algo seguro y muy probado sin pretender renovarse ni menos arriesgarse.  Por lo pronto, y si bien los fabricantes mencionados que cuentan con su propia tecnología de reconocimiento facial funciona en general, aún están lejos de alcanzar lo logrado por el FaceID de Apple en sus iPhones.

Y ello lo reconocen los propios fabricantes de Android.

 

 

, , , , , , ,

Deja una respuesta