Bloomberg acusó a Apple de comprar servidores espías a China y la respuesta ha sido durísima

Una historia digna de John Grisham o de los grandes bestseleristas exitosos de EE.U,  fue la que publicó el sitio Bloomberg bajo el nombre de «The Big Hack» donde apuntaba a  cómo China usó un chip minúsculo para infiltrarse en las compañías estadounidenses y donde se detalla los exitosos esfuerzos del Ejército Popular de Liberación (PLA) para implantar pequeños chips en las placas base de servidores creados por Super Micro, para comprometer esos sistemas y darles acceso.

El reporte, extenso y técnico se puede entender de manera simple donde se señala que (supuestamente) el Ejército PLA se infiltró en la empresa  Super Micro  o sus proveedores para «introducir diminutos chips» de hardware, tan pequeños como la punta de un lápiz afilado, en las placas base de los servidores.

Super Micro es uno de los mayores productores de hardware de este tipo en el mundo; suministra hardware utilizado por el Departamento de Defensa, el Departamento de Seguridad Nacional, la NASA, el Congreso y muchas de las compañías más grandes del mundo y según Bloomberg el  ataque en última instancia llegó a casi 30 empresas.

Documentos exhibidos por Businessweek muestran que en 2014, Apple planeaba solicitar más de 6.000 servidores Super Micro para su instalación en 17 ubicaciones, en Estados Unidos y alrededor del mundo, transformándose con ello en un importante cliente de Super Micro y al mismo tiempo que se descubrió que el PLA estaba manipulando el hardware del proveedor.

Apple  habría descubierto los servidores comprometidos en 2015 y reportó el problema al FBI, pero «mantuvo los detalles sobre lo que había detectado, incluso a nivel interno».

DURA RESPUESTA DE APPLE

Junto con lamentar la forma de cómo Bloomberg llevó a cabo la publicación, dejando en claro que la firma se siente totalmente «decepcionada» del medio, Apple responde en duros términos al medio señalando :

«En el transcurso del año pasado, Bloomberg nos contactó varias veces con reclamos, a veces imprecisos y en ocasiones complejos, de un supuesto incidente de seguridad en Apple. Cada vez, hemos realizado investigaciones internas rigurosas basadas en sus investigaciones y cada vez que no hemos encontrado ninguna evidencia que respalde a ninguno de ellos. En el expediente, hemos ofrecido repetidas y sistemáticamente respuestas objetivas que refutan prácticamente todos los aspectos de la historia de Bloomberg relacionada con Apple.

Y para finalizar y categóricamente señala Apple que  nunca ha encontrado chips maliciosos, «manipulaciones de hardware» o vulnerabilidades plantadas a propósito en ningún servidor y que  nunca tuvo contacto con el FBI ni con ninguna otra agencia sobre tal incidente.

No tenemos conocimiento de ninguna investigación por parte del FBI, ni nuestros contactos en la aplicación de la ley, señala Apple en su declaración.

REPORTE COMPLETO DE BLOOMBERG AQUI

** Fotografía es de VICTOR PRADO FOR BLOOMBERG BUSINESSWEEK

, , , , , ,

Deja una respuesta