Review Monitor LG 5k Ultrafine para Mac y para verte mejor

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Desde hace unos años, Apple dejó de lado la venta de su propia línea de monitores de alta resolución, que se asemejaban a una iMac, para dejar abierta la opción para que otros fabricantes propusieran soluciones visuales abiertas como dispositivo externo para sus MacBooks y gracias a la buena relación con LG Display, fue la surcoreana la primera en diseñar y vender un monitor exclusivo para usar con Mac, pero no por ello impide hacerlo como externo de Windows.

El modelo que hemos probado corresponde al monitor LG 5k UltraFine 27 MD5KA, que corresponden a más de 68 cms de pura pantalla y pura nitidez.

La prueba es tan simple como eficiente, pues LG eliminó las conexiones HDMI y en su parte trasera solo encontramos 4 conectores Thunderbolt 3, el cable de corriente y sería todo. Basta con el cable USB-C a la entrada del MacBook y …sorpresa!! … funciona sin siquiera apretar “power” pues este LG no incluye botón de encendido, ni tampoco (para bien o para mal) botones que permitan regulación de tonos, colores o el “sharpness” clásico. Más aún si hoy en día las nuevas Mac incorporan True Tone, que también se proyecta en la LG 5K.

Estamos de acuerdo que contenido 5k puro no hay mucho más allá de grabaciones de la Patagonia o de otras bellezas naturales, pero para un profesional audiovisual el poder “gozar” una pantalla con esta resolución es un privilegio y en palabras simples, permite que tu MacBook se convierta en una iMac con tan solo conectar un cable de tamaño menor.

La configuración es tan simple como las que se realizan para “pantalla externa” y la regulación de tonos se puede hacer desde el Mac, pero recomendamos dejarla tal como está, sin alterar absolutamente nada y sin cambiar nada…. porque simplemente no se necesita.

La unidad LG 5K de 27″ ofrece además una web cam en la parte superior, por lo que eso implica que podríamos dejar nuestra MacBook cerrada y realizar video conferencias directamente desde la pantalla externa y olvidarse de conectar una cámara adicional.

Quizás lo que pueda resultar criticable es el diseño en sí del monitor, pues para los tiempos actuales donde la guerra de los bordes se ha impuesto en los teléfonos inteligentes y pantallas de portátiles, es momento también que aplique en monitores externos, por un tema estético y más aún considerando que con tanto panel, cada vez con capas internas más delgadas, (y sin parlantes ni botones) no se justifica tanta gordura en los bordes lo que lo hace ver a primera vista como un “monitor antiguo”.

Este LG 5K es un goce a la vista y cuesta mucho dejarlo de usar, pero su mayor barrera no está en los millones de pixeles que ofrece, sino que en su alto precio, lo que genera cuestionamientos en términos de costos y es cuando el usuario Apple evalúa si vale la pena mejor optar por una iMac de 27″ 5K.

 

, , ,

Deja una respuesta