El error garrafal de Apple y los problemas en China la deja con 20 millones menos de iPhone 14 para ventas de Navidad

 

La dependencia de Apple de China ha quedado más expuesta que nunca tras los incrementos en los contagios por  COVID-19 en la planta de ensamblaje de iPhone más grande de mundo y que por menor producción le cuesta miles de dólares a la semana a la compañía.

Un nuevo informe dice que los esfuerzos de la compañía para diversificar la producción han seguido progresando, pero que la producción del iPhone sigue dependiendo en gran medida de China.

Pese a que en el último tiempo Apple ha estado expandiendo la producción a otros países, estimaciones recientes sugieren que el 95 % del suministro total de iPhone aún proviene de China, y alrededor del 80 % de todos los iPhone se fabrican en una sola planta en Zhengzhou, también conocida como iPhone City.

La interrupción masiva en esta planta ha llevado a que la producción de iPhone se reduzca a tan solo el 20% de la producción planificada.

Una estimación sugirió que la pérdida de producción asciende a más de 20 millones de unidades.

El peor golpe ha sido el iPhone 14 Pro, donde la brecha entre la oferta y la demanda es tan grande que se hizo imposible garantizar la entrega a tiempo para Navidad, incluso para los pedidos realizados a mediados de noviembre.

 

Apple ha estado trabajando durante muchos años para diversificar su cadena de suministro, con plantas de ensamblaje en India, Vietnam, Indonesia y otros lugares.

Reuters informa que, hasta ahora, la empresa ha logrado reducir el porcentaje de  producción en China del 44% en 2019 al 36 % en 2021.

Los datos muestran cómo un impulso de diversificación por parte de Apple y sus proveedores, con inversiones en India y Vietnam y mayores adquisiciones de Taiwán, Estados Unidos y otros lugares, está remodelando la estructura de suministro global, aunque analistas y académicos dicen que seguirá estando muy expuesto a China por lo menos  durante muchos años por venir.

J.P.Morgan espera que Apple traslade alrededor del 5% de la producción del iPhone 14 a la India a partir de finales de este año y que fabrique uno de cada cuatro iPhones en la India para 2025, sin embargo, los datos de proveedores de Apple hasta 2021 no muestran lugares que se destaquen como ganadores sustanciales para igualar el declive de China, según el análisis de Reuters.

Está claro que Vietnam e India no son China y están lejos de poder producir a esa escala, con la calidad y el tiempo de respuesta, con la confiabilidad de la infraestructura.

Además de la interrupción y los riesgos políticos, las recientes protestas en la planta de Foxconn en  han puesto de relieve las malas condiciones laborales durante los cierres.

Apple ahora deberá dar señales claras ante los reclamos de organismos de DD.HH  llamando cada vez más la atención sobre el costo humano de la fabricación china, lo que es otra presión creciente de los inversores para abordar los problemas.