Primeros teléfonos con batería de grafeno podrían llegar este mismo año según fabricante estadounidense

Los fabricantes de teléfonos inteligentes han estado muy cautos en términos de adelantar la carrera por baterías de grafeno, y donde se sabe que Samsung lleva camino adelantado pues desde 2014 está desarrollando un tipo de batería basada en este mineral  que pueden aumentar la capacidad de sus baterías un 45% e incrementar en cinco veces la velocidad actual de recarga.

Se describe al grafeno como un «milagro material» debido a su fortaleza, su conductividad eléctrica y su elasticidad, y se lo ha considerado una alternativa a las baterías de iones de litio desde su descubrimiento en 2004 y en términos simples, es una variedad del carbono y mucho se especuló, por error comunicacional, que el próximo Huawei P40 Pro sería el primer dispositivo en ofrecer este tipo de baterías, pero ha sido la propia compañía china la que lo ha desmentido.

Pero todo indica que no tendremos que esperar mucho pues la compañía estadounidense Real Graphene ha anunciado que se está preparando para venderles su tecnología a los fabricantes de teléfonos inteligentes e  incluso serían probadas por los fabricantes, cuyos nombres no han sido publicados y de hecho la firma ya vende una batería externa de grafeno.

Así funciona la batería externa de Grafeno 

La tecnología de Real Graphene es, de hecho, una evolución de la tecnología actual de baterías de litio y lo que hace la firma es reemplazar el electrodo de grafito con un electrodo cubierto con una capa delgada de grafeno y modificar la composición del electrolito.

El CEO de la compañía, Samuel Gong, explica que una celda de 3000 mAh que usa su tecnología carga del 0 al 100% en 20 minutos, frente a los 90 minutos en promedio con una batería de litio convencional y una duración en el tiempo mucho mayor que las actuales de litio, con soporte de hasta 1500 ciclos de carga, frente a entre 300 y 500 para las baterías actuales.

Imagen Shutterstock

Con la misma potencia de carga, estas baterías también generan menos calor que las baterías de litio y más aún, los fabricantes de baterías de iones de litio no necesitarán cambiar el equipo para producirlo.

El grafeno en todo caso, sigue siendo un material costoso y complejo de producir, y según Digital Trends, una lámina de este material tiene un precio de US$5 y un kilo de grafeno  podría rondar los US$ 300.000.- y por consiguiente el precio del componente podría subir un 30% según las estimaciones.

El CEO de la compañía apuesta con fuerza a que al menos a fines de este año, veremos los primeros teléfonos inteligentes con este nuevo tipo de baterías.

Con informacion de Digital Trends

, , , , , , ,