Veto del gobierno de EE.UU a Huawei y sin Google en sus teléfonos es la noticia tecnológica del año 2019

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Mario Romero, Editor de TransMedia.cl.- Al igual como podría tratarse de un relato del periodista Carlos Pinto, con niebla incluida, esa tarde de domingo, nada hacia presagiar lo que iba a suceder, pues de una jornada dominical, tradicionalmente tranquila, en familia para muchos, de pronto alertó a los medios de prensa de todo el mundo un reporte de la agencia de noticias Reuters sobre la decisión de Google de dejar de ofrecer sus servicios a Huawei, en vista de las normas aplicadas días antes por la administración de Donald Trump que gatilló el “castigo” de Huawei a la lista negra de empresas consideradas un peligro a nivel de seguridad nacional.

Consultas, incredulidad, y sus consecuencias.

Usuarios inquietos, ejecutivos en China que por diferencia horaria se iban a despertar o bien “los despertaron” con las alarmas de un golpe duro, durísimo pues significaba que los teléfonos de Huawei quedaban sin acceso a la Google Play, ergo, sin servicios esenciales, sin apps, y mucho que ir definiendo.

Horas más tarde se sumaban Intel y Qualcomm, previendo un lunes negro pues las compañías tecnológicas estadounidenses temían represalias por parte del gobierno de su país, si acaso no acataban un Ley que venía firmada directamente del Presidente.

Desde las primeras horas de ese lunes en EE.UU, el Departamento de Comercios emite un comunicado aclaratorio donde suaviza la medida impuesta por Google, dandole el primer plazo que vencería el 19 de agosto, para “facilitarle” a Huawei hacer los respaldos de sus bases de datos y preparar a sus usuarios en este nuevo rumbo.

Orden perentoria firmada por el Presidente Trump que incluía a Huawei como “peligro de seguridad nacional para EE.UU”

La industria móvil aún no lograba salir del impacto y declaraciones más y declaraciones menos, solo fueron más precisas con la opción de reunión a fines de junio en Tokio, con ocasión del encuentro G20, donde se veía a un afable Donald Trump estrechando la mano de XiJinpng con ganas de hacer amigos y vuelve a suavizar el discurso, en medio de negociaciones de tarifas e impuestos entre ambos países, dejando la puerta abierta a Huawei para que obtenga licencias, las cuales jamás se aplicaron, y llegó agosto cuando en Shenzhen un auditorio eufórico aplaudía al CEO de la compañía anunciado HarmonyOS, la varita mágica que solucionaría el “big problem” de EE.UU.

Pero Huawei sabía que no podía montar un sistema operativo propio de la noche a la mañana, por muchos años previos de ensayo-error, y fue interpretado como una visión a futuro, tomando en cuenta que se venía el 19 de agosto y sumando una campaña de relaciones públicas, con el cofundador de Huawei Ren Zengfen enfrentando a cadenas estadounidenses con un mensaje claro : “No somos espías, queremos trabajar con Google, admiramos a Trump, pero no nos presionen”.

Trump y XiJinping en Osaka

Trump por su parte seguía en sendas reuniones con el gobierno chino, negociando tarifas, y como ha sido la tónica de su presidencia, un manejo voluble de discursos, posturas ambiguas y un Huawei que seguía esperando por las licencias.

Llega septiembre y la compañía china lanza su gama alta Huawei Mate 30 Pro con cámaras privilegiadas, pero sin servicios de Google, asumiendo el golpe y poniendo la otra mejilla.

CEO Huawei Richard Yu

En paralelo las conversaciones entre los gobiernos de China y EE.UU a comienzos de octubre avanzan y se establecen los primeros acuerdos de la llamada “Fase 1” y cuando la prensa reunida en la sala oval creía que lo del veto a Huawei ya era historia, Trump ante los periodistas vuelve a la carga señalando que “Huawei está fuera de esto…. sigue siendo un peligro”.

Cuando más, Huawei logra una extensión de licencias bajo estricto control de EE.UU con fecha de vencimiento el 19 de febrero de 2020, un mes antes del lanzamiento del que será el nuevo teléfono premium de la compañía, el Huawei P40.

Hoy, casi al borde de levantar la hoja del calendario de 2019, concluimos que hasta ahora no hay pruebas que condenen a Huawei como espía del PC Chino, y que a diferencia de otros fabricantes chinos como Xiaomi, Oppo, OnePlus, el fabricante del P30 fue castigado pues también fabrica equipos de telecomunicaciones, donde en el último mes, la FCC votó por eliminar cualquier vestigio de sus instalaciones en EE.UU.

Ren Zhengfhei Fundador Huawei

No hay defensa corporativa hacia Huawei, pues en China no hay libertad de expresión y los controles de las comunicaciones obedecen a las directrices del PC, hay férreo control a la información y las libertades son solo económicas en un sistema mixto donde la gran China es un país comunista en lo ideológico, capitalista en lo económico, lo que lo transforma en el gigante de las contradicciones.

Hemos sido testigos de una crónica de una historia digna de un guión de Hollywood y no sabemos qué ocurrirá en lo inmediato, pero está lejos la opción de que Huawei cuente con los servicios de Google, y mucho más cerca que la administración de Donald Trump aprete aún más las clavijas para intentar ahogar a Huawei.

Pero como la historia lo ha demostrado, con China, no hay que desestimar sus estrategias, sus dones, su filosofía ni por menos, considerarla de menor envergadura.

La temporada dos se nos viene pronto y considerando sus aristas, hemos considerado que esta es la gran noticia del año en el ámbito de la tecnología.

, , , , , , , , , , , ,