Tribunal Antimonopolio de Italia multa a Apple y Samsung por desaceleración de sus teléfonos

La autoridad antimonopolio de Italia  está multando a Apple con US$11.5 millones por “obsolescencia programada” de sus iPhones como consecuencia de una investigación en ese país sobre la desaceleración de la batería del iPhone. La autoridad italiana también está multando a Samsung con US$5.7 millones por razones similares.

En un comunicado, la autoridad italiana dijo que “Apple y Samsung implementaron prácticas comerciales deshonestas” con sus respectivos teléfonos inteligentes, gracias a las actualizaciones del sistema operativo que “causaron fallas graves y redujeron significativamente el rendimiento, acelerando así la sustitución de teléfonos”.

Esta es la definición de obsolescencia planificada, que Apple ha refutado en numerosas ocasiones en el pasado y que  el VP de marketing de Apple, Greg Joswiak, calificó la idea de obsolescencia programada como “el pensamiento más loco del mundo”.

Según Reuters, Apple fue multada más que Samsung porque no le dio a los clientes información clara sobre cómo mantener o eventualmente reemplazar las baterías de los teléfonos inteligentes y el organismo antimonopolio dijo en una declaración que algunas actualizaciones de firmware de Apple y Samsung “habían causado serias disfunciones y reducido el rendimiento significativamente, acelerando así el proceso de reemplazo”.

Agregó que las dos firmas no habían proporcionado a los clientes información adecuada sobre el impacto del nuevo software “o ningún medio de restaurar la funcionalidad original de los productos”.

Cuando los informes comenzaron a circular en diciembre de 2017, se afirmaron que Apple estaba desacelerando deliberadamente los iPhones más antiguos que no estaban funcionando al máximo rendimiento de la batería y  Apple dijo que su objetivo era suavizar los peaks de alto consumo de energía que pueden provocar paradas y otros problemas en dispositivos más antiguos para que sus clientes tengan la mejor experiencia.

Finalmente, se descubrió que Apple implementó silenciosamente una función de administración de energía en iOS 10.2.1 que evita que los iPhones más antiguos se apaguen durante los momentos de mayor consumo de energía, que se implementaron en enero de 2017.

Debido a que la función no se difundió ampliamente hasta que se presentaron acusaciones en contra, muchos usuarios se sintieron engañados por la empresa y ante ello, Apple se disculpó por no haber explicado mejor sus acciones y ofrece reemplazos de batería por US$29 para el iPhone 6 y más tarde hasta el final del año.

El 1 de enero de 2019, los reemplazos de baterías costarán US$49.

Además, iOS 11.3 se lanzó  con información detallada sobre el estado de la batería para que los clientes puedan saber si el estado de su batería está afectando el rendimiento del procesador.

FUENTE : REUTERS

, , , , , ,

Deja una respuesta