Xiaomi en Chile y su apuesta de «Cambiar el Juego» y deja más dudas que certezas

Mario Romero – Editor TransMedia.cl.-  Y finalmente Xiaomi anunció con bombos y platillos su arribo de manera oficial a Chile, tras un largo tiempo de ordenamiento  interno en el país y recuperar la marca,  y en búsqueda de tomar el control de las ventas y tras su presentación, se puede concluir que deja un espacio para muchas interrogantes.

El solo hecho que la cuarta fabricante de teléfonos en el mundo y además con catálogo de más de 30 productos en torno al IoT y uso personal de inimaginable uso,  ya es una gran oportunidad para el usuario chileno, pues tiene donde elegir, podrá optar por más opciones y por cierto, debemos ser uno de los pocos países que puede contar con los cuatro mayores vendedores de teléfonos del mundo.

Con 25 millones de líneas celulares activas, Chile es una plaza importante y muy desarrollada y quizás la puesta en escena de Xiaomi  en el país ha sido extremadamente cautelosa, pues con un solo teléfono (el Redmi Note S2 que llega con un año de atraso y no es un teléfono premium) un MiBand y un scooter es sin duda, analizando el inventario de Xiaomi…  una apuesta escasa.

En una de las slides del CEO de Marketing de Xiaomi, Steven Wang, se podía leer que los planes de la firma para Chile en 2019 era contar con 4 tiendas, y 10 acuerdos de distribución entre otros operadores más allá de Movistar y otros retailers más allá de ABCDIN y de lo que se concluye de que esta operación será de asentamiento lento, a largo plazo y donde en el intertanto, los importadores directos sin necesidad de arrogarse representación alguna, podrán seguir vendiendo el extenso portafolio de teléfonos de Xiaomi, con la ventaja de seguir ofreciendo al menos hasta ahora, mejor precio.

La llegada a Chile de Xiaomi es positiva y solo en el tiempo se verá si este proceso de instalación logra su objetivo, pero tal como ha señalado sus ejecutivos en las rondas previas de relacionamiento con la prensa. «Chile es un país exigente y maduro» y quizás por ello, tras su presentación inicial nos deja la sensación de que se pudo ofrecer más, se pudo arriesgar un poco más.

El consumidor chileno quiere garantías y respaldo técnico y Xiaomi en Chile se las dará, pero también quiere que se ofrezcan productos competitivos  y no un teléfono que por muy buenas prestaciones que tenga en términos de precio versus calidad, se podía haber elegido otra alternativa más actual, más reciente pues basta con ver cuáles son los teléfonos más vendidos en el país, cuáles son las marcas que más ingresan teléfonos al país, y con ello se hubiese tenido una visión distinta.

Nos alegramos de que estén aquí, pero nos parece que quedan más dudas que certezas en términos de que la fanaticada, los «MiFan» han quedado hasta ahora totalmente decepcionados.

La pregunta que queda en el ambiente es si realmente Xiaomi viene a «cambiar el juego» democratizando precios y productos, pero al menos con lo ofrecido anoche en su lanzamiento, claramente que acá solo se está preparando la cancha, porque definitivamente el juego no ha empezado.

, , , ,

Deja un comentario